Un delincuente que mintió no logra la nacionalidad

El pasado mes de julio la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional emitía una sentencia en la que daba la razón al Ministerio de Justicia que denegaba la nacionalidad española a un hombre de unos cincuenta años qu e vive en una localidad cercana a Trujillo. El hombre que quiere ser español nació en Marruecos y decía que podía obtener la nacionalidad porque llevaba un año casado con una española. Según el informe que aportó un juzgado de instrucción de esta provincia, él sabe hablar muy bien español, está integrado, sabe quién es el presidente de España y el nombre del Rey, trabaja en labores agrícolas, cobrando subsidio de desempleo y su mujer cobra una pensión de jubilación. La Audiencia Nacional recalca que, según el informe elaborado por la Policía, el solicitante vive con una mujer que no es su esposa española, y también que ha sido condenado en Cáceres por traficar con hachís, a un año y medio de cárcel. Por otra parte, ha trabajado menos de 600 días en todos los años que lleva en esa provincia, cobra todos los años desempleo y no hace declaración de la renta.