La cueva de Santa Ana se abre al trabajo de los voluntarios

Imagen de una pasada edición de las jornadas del voluntariado de la asociación ARBA. / ARBA EXTREMADURA
Imagen de una pasada edición de las jornadas del voluntariado de la asociación ARBA. / ARBA EXTREMADURA

La Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono realizará el domingo labores de desescombro en el yacimiento

FRANCIS GONZÁLEZ CÁCERES.

El Cefot de Cáceres acoge en su recinto un lugar con mucha historia. Se trata de la cueva de Santa Ana, donde hay un grupo de 15 investigadores de Primeros Pobladores de Extremadura trabajando bajo la dirección del arqueólogo catalán Toni Canals. Este equipo contará el domingo con una ayuda extra en su trabajo, ya que la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) ha organizado una jornada de voluntariado para realizar labores de desescombro en el yacimiento.

Este es el séptimo año que ARBA colabora con los trabajos de arqueología de Toni Canals. El delegado de la asociación en Extremadura, Álvaro Tejerina, ha indicado a este diario que se trata de un lujo porque el propio Canals les explica a todos los asistentes todo el trabajo que realizan en esta cueva, que tiene entre 600.000 y 800.000 años, y de la fauna y flora que habitaba el entorno en esa época, conocida por los historiadores como Pleistoceno Medio. Según Tejerina, ya hay casi una treintena de personas apuntadas para este voluntariado, pero insiste en que aún «hay hueco para más gente».

Interesados

Los interesados en apuntarse a este voluntariado pueden hacerlo a través del siguiente correo electrónico, itomonfrague@yahoo.es, o por teléfono en el 608 701 525. La inscripción es gratuita y obligatoria y debe realizarse de forma previa porque la cueva de Santa Ana se encuentra en terrenos del Cefot, según indica Tejerina. Asimismo, será necesario llevar el DNI y una autorización por escrito para los menores de edad. La salida está prevista para el próximo domingo a las 9.30 horas desde el aparcamiento de la estación de Renfe.

El equipo de Primeros Pobladores de Extremadura, que dirigen los arqueólogos catalanes Toni Canals y Eudald Carbonell realiza excavaciones en Santa Ana cada verano desde 2001. Este año lo hacen con 15 investigadores de Euskadi, Andalucía, Extremadura, Cataluña y Portugal. En los primeros meses que trabajaron en la cueva, hace ya 16 años, encontraron un hacha de mano de gran tamaño muy bien conservada, aunque no fue hasta el año 2014 cuando la investigación dio un giro tras el hallazgo de restos fósiles de animales.

Esta pareja de arqueólogos catalanes ya ha trabajado con anterioridad en otros emplazamientos de importancia histórica en la capital cacereña como la cueva de Maltravieso o la de Conejar, de la que se cumple este año el centenario del comienzo de las excavaciones.