Cuatro agresores de Fernando Llorente, exlíder de Podemos, rebajan su condena al indemnizarle

Hassan S. se mostró agresivo con los medios de comunicación al salir de la sala de vistas./L. Cordero
Hassan S. se mostró agresivo con los medios de comunicación al salir de la sala de vistas. / L. Cordero

Cuatro le han pagado 45.000 euros, mientras un quinto acusado será juzgado al asegurar que es inocente

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

De los cinco acusados que este martes comparecieron ante la Audiencia por la brutal agresión que sufrió Fernando Llorente, antiguo dirigente de Podemos en Extremadura, cuatro reconocieron ser culpables.

Hassan S. de 26 años; José C. M. P., de 26; Israel D. F., de 27; y Alejandro G. M., de 23 años, admitieron que a las ocho y media de la noche del 14 de noviembre de 2016 acudieron a la finca que Llorente tiene en la localidad de Talaveruela. A su puerta llamó uno de los acusados, pidiendo ayuda al asegurar que se había perdido. Cuando le abrió, aparecieron el resto de acusados y le empezaron a pegar.

Más información

Según el ministerio fiscal, le rociaron con un spray de defensa y no dejaron de darle golpes en la cara. Le arrastraron por el pelo hasta llevarle a una cabaña situada fuera de la vivienda. Allí le siguieron golpeando, le sentaron en un banco y le amenazaron con cortarle un dedo. Además, uno de ellos cogió un hacha y la clavó cerca de una de sus manos.

Fueron excesivamente agresivos. Le ataron los pies y el cuello con la soga de unos caballos y las manos con cuerdas de paca de paja. Después se marcharon dejándole encerrado.

El botín que se llevaron fueron: 800 euros, un ordenador portátil, un teléfono móvil, marihuana y una motosierra, entre otras cosas.

A los pocos minutos de irse los agresores, Llorente pudo desatarse y salir por una ventana para pedir ayuda a unos vecinos. Terminó en la UCI del Infanta Cristina de Badajoz, con varios huesos rotos de la cara y varias piezas dentarias destrozadas. Tardó 240 días en curar.

Familiar besa a un acusado.
Familiar besa a un acusado. / L. Cordero

El fiscal tenía previsto pedir 14 años de cárcel para un acusado reincidente, Israel D.F., y 13 años y medio para cada uno de los otros tres;pero al final el fiscal, acusación particular y abogados defensores llegaron a un acuerdo: Israel es condenado a tres años, diez mesesy cuatro días de prisión y cada uno de los otros tres acusados a dos años, diez meses y cuatro días. La rebaja se ha logrado al reconocer los hechos, colaborar con la justicia y sobre todo por haber pagado a la víctima 45.000 euros. Cuando salieron de la vista Hassan intentó agredir a un cámara de televisión.

Habrá juicio contra el quinto acusado, que asegura que es inocente. Sólo le acusa la víctima, no el fiscal. El abogado de Llorente le pide diez años de prisión.

La víctima dice que no le alivia que estuvieran en prisión

Fernando Llorente, la víctima de la agresión, ha señalado en su facebook que desde la paliza que le dieron, hace dos años, está viviendo una pesadilla, pero que el hecho de que sus agresores estuvieran sufriendo el daño de estar en prisión, «no me aliviaba ni ayudaba en nada, sino más bien lo contrario. Siendo una persona que siempre defendió una justicia restaurativa, reeducadora, garantista y que no cree en la utilidad de la prisión ni en las vías de endurecimiento punitivo, el que unos jóvenes estuvieran en prisión me provoca muchas contradicciones morales e ideológicas». Relaciona su agresión y robo con el gran paro que hay en la juventud en Extremadura, con la «obstinada» política de la prohibición de las drogas y el fracaso del sistema educativo. Termina con un deseo: «Espero que mis agresores hayan tenido ocasión de reflexionar, ojalá nunca vuelvan a atacar a nadie, ojalá reconstruyan sus vidas rotas y difíciles. Yo tengo aún mucha tarea por delante para reparar la mía». En la actualidad no ocupa cargo alguno en la dirección de Podemos en Extremadura.