Cordero dará prioridad a resolver el problema de las aguas residuales en los municipios cacereños

Imagen de archivo de Rosario Cordero. /
Imagen de archivo de Rosario Cordero.

REDACCIÓNCÁCERES.

La presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, hizo ayer en Navalmoral de la Mata sus primeras declaraciones públicas tras conocerse que repetirá cuatro años más al frente de la institución provincial. Agradeció a su partido que «vuelva a confiar» en ella para desempeñar esta labor, y recordó que «hay muchos proyectos» que han comenzado la legislatura pasada y que «necesitan continuidad para que sean una realidad para los pueblos de la provincia», dijo, según recoge Europa Press.

«Estoy contenta y agradezco a mi partido la confianza», insistió, al tiempo que avanzó que una de las prioridades del nuevo equipo de gobierno será el impulso del consorcio medioambiental Medio XXI, que se encargará de solucionar el problema de aguas residuales que tienen muchos municipios cacereños.

De hecho, recordó que se necesita construir casi 100 depuradoras de aguas residuales en la provincia, y después habrá que determinar cómo se gestionarán, por lo que considera que este es «uno de los proyectos prioritarios para la siguiente legislatura», concluyó.

Por aclamación

Rosario Cordero será la única candidata que propondrá la ejecutiva del PSOE para presidir la Diputación, un nombramiento que según los estatutos del partido debe ser ratificado por el Comité Provincial. La dirección del PSOE pretende que esa ratificación se produzca con la mayor cantidad posible de apoyos, y de hecho el retraso en la confirmación de Cordero se ha debido precisamente a las gestiones realizada por responsables del partido durante los últimos días para garantizar que el nombramiento se produzca, a ser posible, por aclamación, tal y como ocurrió hace cuatro años, sin necesidad tan siquiera de someterlo a una votación formal.