Habrá controles de velocidad con un rádar móvil de última generación

Agentes de la Policía Local en un control. :: hoy/
Agentes de la Policía Local en un control. :: hoy

El Ayuntamiento quiere iniciar su adquisición la próxima semana, a la que se suma la de 75 chalecos para proteger a los agentes de ataques de arma de fuego y arma blanca

M. M. NÚÑEZ CÁCERES.

Un rádar móvil, de última generación y dotado de moderna tecnología para controlar los excesos de velocidad. El Ayuntamiento prepara su adquisición y espera tener lista la documentación para iniciar la adjudicación del contrato a una empresa suministradora la próxima semana. La inversión rondará los 24.000 euros.

El anuncio lo hizo el concejal de Policía, Rafael Mateos, al término de la Junta de Gobierno local de ayer. Sin embargo, el proyecto viene de lejos. Ya se abordó en la comisión de Economía en mayo para sacar adelante la correspondiente modificación de crédito, que además se aprobó en pleno. El radar se incluía en un paquete de inversiones para mejorar las dotaciones de la Policía Local por importe de unos 46.000 euros. En el listado también figuraban 15 pistolas para sustituir revólveres obsoletos, tres alcoholímetros y un etilómetro.

EL DATO

El cinenómetro portátil que comprará el Ayuntamiento tiene las mismas prestaciones que otro de la Guardia Civil que ya ha sido puesto a prueba por los agentes con buenos resultados. Según Rafael Mateos, si la experiencia se confirma como positiva este no sería el único con el que se haga el Consistorio.

Permite medir la velocidad de los vehículos en tiempo real, determinar la velocidad media en cualquier vía de la capital y también aporta datos estadísticos en relación al flujo de vehículos. Es decir, no serviría solo para controlar los excesos de velocidad sino también para conocer los datos sobre la intensidad del tráfico en una determinada calle o avenida. El radar es móvil y ni siquiera necesita trípode.

Su facilidad para la elaboración de bases estadísticas sobre la circulación en Cáceres fue uno de los aspectos que resaltó ayer el concejal de Seguridad.

El coste de su mantenimiento anual se eleva a unos 1.300 euros ya que debe pasar una revisión anual en un centro homologado para poder utilizarse por parte de los agentes. La jefatura de la Policía Local había realizado un informe sobre las necesidades de material existentes. Ese documento reseña que con el nuevo radar, fácilmente instalable, «se podrán realizar controles de velocidad en prácticamente cualquier vía». Su vida útil oscila entre 10 y 15 años.

Por otra parte, el Ayuntamiento también invertirá un total de 50.625 euros en la compra de 75 chalecos de protección para sus agentes. Son chalecos contra ataques de arma de fuego y arma blanca. Es otra de las necesidades detectadas por la jefatura. Contarán con protección de pecho y espalda, funda estanca, funda exterior y bolsa de transporte. El contrato incluye un seguro de responsabilidad por valor de 15 millones de euros.

años es el máximo de la vida útil del nuevo rádar que se va a comprar. El mínimo son 10 años. Permite captar excesos de velocidad y elaborar estadísticas sobre flujos de tráfico. Por su parte, el paquete de 75 chalecos antibala tiene un seguro de 15 millones.

 

Fotos

Vídeos