La condenan por denunciar una violación falsa de su expareja

Se le ha impuesto una pena de un año y medio de cárcel, y tiene que pagar 15.400 euros de multa e indemnización

SERGIO LORENZOCÁCERES.

«Nuestro cliente considera que por fin se ha hecho justicia, aunque le han hecho pasar por uno de los peores momentos de su vida», afirman desde el despacho de Abogados Díez & Asociados, defensa de un vecino de Coria que durante cuatro años ha tenido abierto contra él un procedimiento de violación.

El hombre rompió a finales de 2012 con su pareja, y empezó una relación con otra mujer. Según la sentencia del Juzgado de lo Penal de Plasencia, la expareja «con absoluto desprecio hacia la administración de Justicia», con el único fin de hacer daño al que había sido su compañero, se inventó que había sido violada por él.

De este modo, la tarde del 26 de septiembre de 2013 acudió al cuartel de la Guardia Civil, para denunciar que dos días antes su expareja la había violado. Dijo que él le llamó para que fuera a su casa. A las tres y cuarto ella estaba en la vivienda, comenzaron a discutir y él la violó en un sofá. Tenía dos moratones pequeños en los brazos. También fue al Hospital de Coria diciendo que había sido violada. En la exploración sólo vieron los dos moratones. Él fue detenido no obstante.

El caso de violación se archivó el 30 de mayo de 2017, casi cuatro años después de los hechos falsamente denunciados. El tribunal consideró que ella mentía. Además de las contradicciones en las que incurrió, cuando supuestamente se había cometido la agresión sexual el sospechoso estaba comiendo con un hijo de una anterior relación. También a las pocas horas ella le mandó un whatsapp preguntándole qué estaba haciendo, sin más.

La mujer es condenada a un año y medio de prisión, debe indemnizar a su expareja con 10.000 euros y pagar una multa de 5.400 euros. La sentencia no es firme, cabe recurso.