Condenan a cuatro jóvenes por dar una brutal paliza a otro en Jarandilla de la Vera

Han logrado rebajar la pena al pagar 16.000 euros al agredido, a quien rompieron la nariz y cuatro dientes

SERGIO LORENZO CÁCERES.

La paliza fue hace ocho años y no ha sido hasta ahora cuando ha tenido lugar el juicio en la Audiencia Provincial de Cáceres.

Ocurrió la madrugada del 7 de agosto de 2010, cuando cuatro jóvenes que entonces tenían 20 y 23 años se metieron con otro joven en el interior de la discoteca 'Que' de la localidad de Jarandilla de la Vera. Hubo un altercado alrededor de las cuatro de la madrugada, cuando uno de los cuatro dio un pisotón a la víctima. Los porteros echaron a los cuatro que se quedaron fuera esperando a que saliera su oponente.

La víctima salió a las seis y media de la mañana y entre los cuatro le propinaron numerosos puñetazos en la cara y el costado derecho. Cuando cayó al suelo le dieron numerosas patadas.

El joven fue atendido por policontusiones en la cara con fractura de los huesos de la nariz, rotura de tres piezas dentarias y arrancamiento completo de un incisivo. Tenía contusiones en el cuello y en el costado izquierdo.

El fiscal pedía cuatro años de cárcel para cada uno de los acusados, pero al final se llegó a un acuerdo, cuando los cuatro entregaron 10.000 euros al agredido y han asegurado que le entregarían otros 6.000 euros.

De esta forma, al aplicar la atenuante de reparación del daño, se ha decidido rebajar la pena. Los cuatro han reconocido ser autores de las agresiones y cada uno ha sido condenado a una pena de prisión de un año y cinco meses. Al ser la pena inferior a dos año y no tener antecedentes penales, no irán a la cárcel. De los cuatro, sólo uno tiene antecedentes penales, pero al pasar tiempo desde la condena no son computables a efectos de reincidencia.

La Audiencia Provincial de Cáceres ha considerado que los hechos enjuiciados son constitutivos de un delito de lesiones, con pérdida y deformidad de varios órganos o miembros no principales. La víctima tiene una desviación notable del tabique nasal, perdida de incisivo y rotura de varias piezas dentales.