Condenado por difundir vídeos de violaciones a niños a través de WhatsApp desde Cáceres

Agente de la Policía Nacional persiguiendo la distribución de pornografía infantil. :: hoy/
Agente de la Policía Nacional persiguiendo la distribución de pornografía infantil. :: hoy

Fue detenido el año pasado en una operación a nivel nacional de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía

SERGIO LORENZOCÁCERES.

Cinco años de cárcel. Esa es la condena que ha impuesto la Audiencia Provincial de Cáceres a una persona que había difundido por WhatsApp vídeos espeluznantes de agresiones sexuales a menores, entre los que se encontraba hasta violaciones a bebés.

Al condenado por difundir material pornográfico se le ha aplicado la atenuante de confesión. Una vez que cumpla la pena de prisión, estará en libertad vigilada durante diez años. La Audiencia le inhabilita para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad por un tiempo de diez años.

La sentencia es firme.

El ahora condenado fue detenido dentro de una investigación llevada a cabo, a nivel nacional, por la Brigada Central de Investigación Tecnológica, sobre la proliferación de grupos dedicados a la producción y distribución de pornografía infantil a través de mensajería instantánea WhatsApp, formado por usuarios de cualquier lugar del mundo , en el que cualquiera de los participantes podía ver, descargar y modificar el contenido. Agentes de la Policía Nacional accedieron al enlace de uno de esos grupos, siendo motorizado por un subinspector de policía que podía visualizar todo lo aportado de forma pública. En uno de esos grupos se detectó que había una persona en Cáceres, mayor de edad y sin antecedentes penales, que enviaba pornografía infantil.

El 18 de marzo de 2018, publicó en el grupo tres enlaces que conducían a almacenes en la nube de un portal de contenido pedófilo, y que podían ser descargados sin necesidad de utilizar nombres de usuario ni contraseñas. Las publicaciones las hizo a las 4:47 horas, a las 5:19 y 5:59 horas.

Además de fotografías, el ahora condenado permitía descargar vídeos de violaciones a niños, algunos de ellos bebés de poco meses de edad. Algunos de esos vídeos habían sido realizados hace años y los autores están detenidos y cumpliendo condena en distintos países. Uno de ellos es un hombre detenido en 2013 que abusó de ocho niñas de entre 5 a 7 años, que eran amigas de su hija pequeña. Otro es un norteamericano detenido en 2010, y hay un tercero, detenido en Alemania en el año 2000 por obligar a niños a realizar violaciones entre ellos.