Comienza la segunda fase de las obras de reforma de la Plaza de San Juan de Cáceres

Inicio ayer de la segunda fase de la remodelación. :: armando méndez/
Inicio ayer de la segunda fase de la remodelación. :: armando méndez

Los trabajos se reanudan tras el parón que han tenido en navidades para no interferir en eventos como la San Silvestre o la cabalgata

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSCáceres

El final de las fiestas navideñas da paso a la recuperación de la actividad en la obras de reforma de la Plaza de San Juan. Al igual que ocurrió en noviembre con motivo del Mercado Medieval, los trabajos se han detenido durante estos últimos días para no interferir en eventos multitudinarios que transcurren por ese lugar como la carrera San Silvestre de fin de año o la cabalgata de los Reyes Magos.

La parada navideña ha marcado además la separación entre la primera fase de la obra, ya finalizada en una de las mitades de la plaza, la más próxima al restaurante El Figón, y la segunda, que fue la que comenzó ayer en el lado del Hotel NH Palacio de Oquendo.

El plazo previsto para finalizar la obra es de seis meses desde que arrancó a principios de octubre. A partir de ahora ya no hay previstas más paradas, de manera que el gobierno local calcula que los trabajos estarán terminados a tiempo, antes de mayo. La alcaldesa, Elena Nevado, ya dijo durante una visita a las obras el 4 de diciembre que la parte más dificultosa de la intervención era precisamente la que acaba de finalizar, ya que es donde se encuentra la recogida de aguas.

La ejecución marcha según lo previsto y si no hay contratiempos habrá finalizado antes de mayo

La reforma de la Plaza de San Juan, que fue adjudicada por 144.669 euros a la empresa RGG Proyectos, Obras y Medio Ambiente, se está llevando a cabo con vistas a la peatonalización de este céntrico espacio. Se está colocando un nuevo pavimento de plataforma única similar al que ya existe en los alrededores, en una superficie total de actuación de 2.435 metros cuadrados. Además se va a sustituir el mobiliario urbano por uno nuevo, y se intervendrá en la iluminación del entorno y se mejorará la visibilidad de la zona ajardinada, aunque con la precaución de no perder masa arbórea. Se trata, en definitiva, de darle más protagonismo al peatón frente a los vehículos.

La división de las obras en dos fases se ha hecho con el objetivo de no tener que cortar por completo el tránsito de peatones y vehículos en la plaza, así como para ocasionar las menores molestias posibles tanto a los negocios de hostelería de la zona como al hotel.