Comercio hará un catálogo de locales vacíos en Cáceres y se reunirá con los dueños

Este local de la calle Pintores se ha quedado vacío porque el negocio se ha trasladado a Cánovas. :: j. rey/
Este local de la calle Pintores se ha quedado vacío porque el negocio se ha trasladado a Cánovas. :: j. rey

Crece el número de inmuebles cerrados en Pintores y San Pedro mientras el Consistorio busca una solución para frenar el cese de negocios

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

El eje comercial de Pintores y la calle San Pedro no vive su mejor momento. El número de locales comerciales cerrados no deja de crecer. Una tienda de ropa anuncia su inminente marcha por el cese de su actividad, una empresa de telefonía móvil ha decidido trasladarse a la avenida de España y los carteles de alquiler se multiplican en los escaparates de negocios ya desmantelados.

Más información

Desde la concejalía de Economía, Hacienda, Mercados, Contratación, Comercio, Empresa y Régimen Interior son conscientes de la situación y, por eso, han decidido tomar cartas en el asunto para tratar de frenar el éxodo de negocios y potenciar que los inmuebles vuelvan a ser ocupados. La titular de esta cartera, Mari Ángeles Costa, anuncia la elaboración de un minucioso catálogo de locales vacíos. En el documento se recogerá el estado exacto de cada local, a quién pertenece, qué actividades podría albergar en su interior y qué obras serían necesarias para poder abrirlo al público. Una vez confeccionada esta relación, avanza Costa, su idea es convocar a los propietarios de los establecimientos con el fin de buscar soluciones que acaben con la situación actual y poner fin a la acumulación de inmuebles vacíos que también afecta a otras vías comerciales como Gómez Becerra. El Consistorio quiere que el catálogo sea de toda la ciudad, no solo de la zona centro.

«Hemos observado que otra vez vuelven a vaciarse locales, sobre todo en ciertas zonas habitualmente más comerciales. Sabemos que existe un problema. Seguimos pensando que el precio de los alquileres está bastante alto», señala María Ángeles Costa. La concejala de Comercio conoce bien el sector, ya que durante la última década ha estado al frente de Aeca, la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres. El elevado precio de los alquileres es, precisamente, una de las principales quejas de los emprendedores que apuestan por el centro para implantar sus negocios.

Medidas concretas

«Queremos reunirnos con los propietarios de los locales y ver qué opciones tenemos. No podemos olvidar que se trata de un mercado privado», añade Mari Ángeles Costa.

En cuanto a las medidas concretas que se prevén adoptar, la concejala asegura que cada caso se estudiará de forma individualizada. Plantea, por ejemplo, la posibilidad de que el Ayuntamiento ejecute la reforma necesaria en un local a cambio de que esta actuación repercuta en el precio del alquiler. «Ya se está haciendo en otros lugares de España, como en Andalucía, sobre todo en locales emblemáticos a cambio de que haya unos alquileres controlados durante unos años determinados hasta que se amortice la inversión. Pero para eso tiene que haber un acuerdo con el propietario», precisa Costa.

Los alquileres

2.850
euros mensuales piden por un local de 140 metros situado en la calle San Pedro. En Pintores se alquila un inmueble de 50 metros cuadrados por 1.500 euros al mes y por otro de 150 metros cuadrados se solicitan 1.950 euros.

Otra de las opciones que baraja el Consistorio es ejercer de intermediario entre arrendatario y arrendador y que el inquilino acceda a reformar el local con la condición de que el precio se mantenga controlado durante un tiempo determinado. «Estamos viendo todas las posibilidades que existen», zanja la concejala de Comercio.

Sobre el proyecto trabaja ya Juliana Vaquero, gerente contratada por el Consistorio para dinamizar el sector. «El objetivo es que todos los locales se ocupen y que se haga en las mejores condiciones. En el catálogo se pretende establecer qué locales son adecuados para cada actividad. Es decir, no solamente vamos a censar o catalogar esos establecimientos desocupados, sino que también haremos un estudio en el que se motive al emprendedor a saber qué locales son los que se adecúan a la actividad que quieran desarrollar», avanza la gerente.

Según los anuncios que constan en diferentes portales, un local de 150 metros cuadrados en la calle Pintores se alquila por 1.950 euros. Por otro de 50 metros cuadrados piden 1.500 euros. Y en la calle San Pedro, que ha sufrido especialmente la fuga de negocios en los últimos tiempos, un inmueble de 140 metros cuadrados se arrienda por 2.850 euros.