Los comerciantes de Obispo Galarza de Cáceres reclaman medidas contra los grafitis

Escaparate del antiguo negocio Calzados Marta en la calle Moret, lleno de pintadas, ayer por la mañana. :: armando méndez/
Escaparate del antiguo negocio Calzados Marta en la calle Moret, lleno de pintadas, ayer por la mañana. :: armando méndez

El colectivo empresarial quiere reactivar el comercio del centro con más programación en la Plaza Mayor, y demanda la limpieza de fachadas

LAURA ALCÁZARCÁCERES.

La Asociación de Comerciantes de Obispo Galarza, Parras y San José, lo tiene claro. Quieren que la zona centro vuelva a ser el foco comercial de la ciudad. Que Parras, Pintores, San José o Moret recuperen el esplendor de otras épocas más prósperas para los comercios de toda la vida que, concentrados en esta media docena de castizas calles -hoy las primeras en recibir a los turistas dispuestos a patearse cada rincón de la Ciudad Monumental-, atraían antaño a los cacereños al radio de la Plaza Mayor.

El presidente del colectivo, Manuel Méndez, mantuvo este lunes un encuentro con la concejala de Comercio, Mari Ángeles Costa, y con la nueva gerente del área, Juliana Vaquero, como contacto previo a la entrevista que la agrupación tiene confirmada con el alcalde, Luis Salaya, el próximo 2 de septiembre. Sobre la mesa, una batería de seis propuestas, que ampliarán en la cita del día 2, para reactivar el comercio en el centro. Entre ellas, acabar con las pinturas de grafitis que afean y deslucen escaparates y muros entre La Concepción y Obispo Galarza. El vandalismo grafitero es, junto con el estado de deterioro en el que se encuentran algunas fachadas, uno de los problemas más acuciantes para los negocios, y un quebradero de cabeza para los gobernantes.

Ya dieron traslado de ello a la anterior Corporación que actuó en paredes de la calle Parras. Ahora quieren que el nuevo Gobierno coja el testigo y retome el trabajo realizado. Los edificios más afectados se encuentran en las calles Moret, Zurbarán, en San José -junto a la obra que se está acometiendo en el jardín- en el propio parking de Galarza o en la plaza de la Concepción. Precisamente en Moret, donde la mitad de sus locales están vacíos, la imagen que proyecta el que ocupó la antigua zapatería Calzados Marta es solo uno de los ejemplos de la suciedad que impregna la zona. Por ello, reclaman al Consistorio que «mejore» la ordenanza municipal e «intensifique» la vigilancia.

«Veremos en el Consorcio la situación de los grafitis y revisaremos que se cumpla la norma que existe» Mª Ángeles Costa | Concejala de Comercio

En este sentido, la edil de Comercio se ha comprometido a «revisar cómo hacer cumplir la normativa que ya existe». Costa indicó a HOY que el «handicap» en la vigilancia es la prohibición por parte del Tribunal Superior de Justicia de instalar cámaras de vídeo en la vía pública para facilitar la identificación de los infractores. La concejala subrayó que hasta ahora es el Ayuntamiento el que asume la limpieza de las pintadas y «eso habrá que revisarlo», precisó también. Será uno de los asuntos a abordar con el concejal de Patrimonio y el Consorcio Ciudad Histórica, que tiene catalogadas las pintadas.

Mientras, la aplicación de la ordenanza de limpieza y conservación de fachadas y edificios en mal estado es otra de las reivindicaciones del grupo de comerciantes. Demandan al ejecutivo local que exija a los propietarios particulares su mantenimiento, o en su caso, lo lleve a efecto el propio consistorio de manera subsidiaria. Los excrementos caninos también están en su punto de mira, y proponen un «plan reglado para la limpieza general pública y dotaciones para mascotas con mobiliario público».

«Queremos que todos los eventos que se celebran en la ciudad se hagan en la Plaza Mayor» Manuel Méndez | Presidente comerciantes

Eventos en la Plaza

Pero al margen de la pulcritud y la erradicación de los grafitis para embellecer las calles, plantean una idea para estimular la actividad comercial de este eje urbano: una programación de actos en los 48 fines de semana anuales y períodos festivos nacionales y locales. «Queremos que todos los eventos que se celebran en otras zonas, como Cánovas, se hagan en la Plaza Mayor, incluso si tiene que tocar cada fin de semana la Banda Municipal», remarcaba el presidente, que considera que así traerán público al centro y de paso a sus establecimientos.

La revitalización de la zona pasaría, igualmente, por aprobar incentivos fiscales para la apertura de negocios nuevos y dotaciones comerciales «deficitarias», como cajeros automáticos, oficinas bancarias o salas de arte. Todo bajo la normativa del Plan Especial de Protección del Casco Histórico, ahora en redacción, que tendrá que liderar el equipo de Salaya. «Sigue sin concluirse después de tres años y evitaría la ruina de inmuebles y barrios», advertía.

Manuel Méndez, la cara visible de este colectivo fundado en 2015, que agrupa a 37 asociados, ha dedicado su vida al comercio. De vender electrodomésticos o máquinas de escribir, a especializarse en el sector del descanso con una colchonería, lo que le ha llevado a entender las necesidades de la clientela. Por eso, pese al alza en las ventas electrónicas y los nuevos clientes 'nativos digitales', vaticina sin dudarlo que «el comercio tradicional será el futuro por su trato personalizado». De ahí, su empeño por que en el centro de Cáceres no desaparezca.

Más