La ciudad de las aves de Cáceres pierde inquilinos

Observatorio ornitolótico en la Torre de Bujaco. :: j. rey

El festival celebrado este fin de semana reflexiona sobre la reducción de pájaros

CRISTINA NÚÑEZ CÁCERES.

Sábado de pajareo en la Ciudad Monumental. Unos ensayan una coreografía, otros otean el batir de alas de las aves contra el cielo cacereño, algunos andan de ruta o sacando fotos y otros escuchando cuentos. Así se desarrolla el Festival de las Aves, que clausura hoy su undécima edición y que ofrece decenas de actividades para resaltar la importancia de la fauna que habita en la ciudad, que cuenta con protección especial ZEPA.

Sin embargo, y pese al tono festivo de la exitosa cita, los inquilinos con alas de la parte antigua cada vez son menos, debido al azote al medioambiente que vamos propinando los humanos. «Cada vez tienen menos sitios para anidar, cada vez tienen menos alimentos, tienen muchos problemas y todos ellos generados por el ser humano», destacaba ayer Juanjo González, naturalista del centro de protección de aves de Sierra de Fuentes y uno de los guías del observatorio de la Torre de Bujaco. «No hay insectos en el campo, no hay reptiles, no hay pequeños mamíferos, como había antes». La causa, apunta González, es la utilización de pesticidas e insecticidas. «Es una cadena trófica, si se muere el pulgón que alimentaba otro insecto, ese otro insecto al ratón y el ratón al cernícalo, pues al final todos se ven afectados». González añadió también como causa de la despoblación progresiva de aves las dificultades que éstas tienen para anidar. «Antiguamente en las construcciones que hacíamos siempre quedaban oquedades, eran más imperfectas y se respetaban más los nidos, ahora las nuevas edificaciones no dan lugar, es todo hermético, cerrado, más plano». Estos elementos, a los que contribuye probablemente el cambio climático generan este fenómeno, muy perceptible también la parte antigua de Cáceres. Un debate, el del respeto a la naturaleza, que quizás fuera necesario abordar cuando se habla de impulsar el turismo y la actividad económica en la Parte Antigua.

Uno de los talleres de Santa María
Uno de los talleres de Santa María / J. Rey

La Torre de Bujaco estuvo más que animada durante el día de ayer, con centenares de visitantes que posaron sus ojos en los telescopios dispuestos en este monumento, desde donde podían verse nidos de cigüeñas y especies clásicas de esta zona como el vencejo, los aviones o el cernícalo primilla. Entre los visitantes estaba la holandesa Josefa van Aalten. «Hemos venido para conocer la ciudad, pero nos parece muy interesante poder conocer los pájaros que la habitan», explicaba encantada con el clima, que, más fresco que los últimos días, permitía gozar del sol sin acaloramientos. Según destacaba otra guía en ese punto, Carmen Sierra, se notaba la presencia de muchos turistas extranjeros, especialmente interesados en la ornitología.

Jornada de hoy

El Festival de las Aves continúa hoy durante toda la jornada en la Parte Antigua. A la una de la tarde en la Fundación Mercedes Calles se entregarán los premios del XI maratón fotográfico y continuarán los observatorios ornitólógicos en la Torre de Bujaco y en el Baluarte de los Pozos desde las 11 de la mañana hasta las dos de la tarde.

Se desarrollarán rutas de una hora y media para conocer las aves urbanas. La salida es desde la Plaza de Santa María a las 11,30 y 12,30, con inscripción. Se requiere también inscripción para hacer un recorrido por las colonias de cernícalo primilla a las 12,30 horas. A las 11 hay un cuentacuentos en la Plaza de San Jorge y a los talleres infantiles tendrán lugar en Santa María desde las 11 a las 14 horas. En el Olivar de la Judería habrá un taller de anillamiento de 9,30 a 13,30. La coreografía 'Cernícalo Primilla' llega a la Plaza Mayor a las 12 de la mañana.