PP y Cs cierran su segunda reunión sin acuerdo y la alcaldía de Cáceres sigue en el aire

María Guardiola, Antonio Ibarra, Francisco Alcántara y Rafael Mateos en el Ayuntamiento. :: JORGE REY/
María Guardiola, Antonio Ibarra, Francisco Alcántara y Rafael Mateos en el Ayuntamiento. :: JORGE REY

Los populares cuestionan que se quede con el área de Hacienda la formación naranja, que hará una propuesta a su comité nacional para elegir socio

MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Segunda reunión entre PP y Ciudadanos y de nuevo buenas palabras y sonrisas, pero nada de acuerdos. Durante casi dos horas estuvieron este miércoles reunidos en la sala de comisiones del Ayuntamiento los candidatos de ambos partidos, Rafael Mateos y Francisco Alcántara, junto a los números 2 de sus listas en la municipales, María Guardiola, por los populares, y Antonio Ibarra, por el partido de Albert Rivera. Fue el turno, como el día antes con el PSOE, para hablar de la estructura del futuro Gobierno local. Estaba sobre la mesa el reparto de áreas y delegaciones, con cuatro principales que Cs quiere controlar: Economía y Hacienda, Deporte y Ocio, Recursos Humanos y Patrimonio Cultural.

El PP dice que no hay obstáculos insalvables para un gobierno de centroderecha «de estabilidad y progreso». Sin embargo, Mateos admite que se han puesto objeciones a que Cs se quede con la Concejalía de Hacienda ya que el PP tiene especialistas muy capacitadas para asumirlas como María Guardiola y Elena Manzano. A ese hipotético acuerdo para formar un tripartido que llegue a 13 concejales le sigue faltando Vox. Francisco Alcántara confirma que no se ha reunido ni tiene previsto hacerlo con su futuro concejal Teófilo Amores.

«Estamos preparados para tomar una decisión y ultimar los flecos en una tercera reunión», sugiere el candidato de Cs. Alcántara confía en «no llegar al último día», pero que no saliese ningún acuerdo de la entrevista de este miércoles tiene también mucho que ver con las pautas que está siguiendo el partido que lidera Cayetano Polo en Extremadura. Las negociaciones se desarrollan a nivel local pero ahora toca dar cuenta de ellas a dos entes superiores, el comité regional de pactos y el comité nacional. A ambos estamentos se elevará una propuesta, aunque cabe la posibilidad de que no coincida con la que Madrid prefiera. Alcántara se mostró cauto a la hora de definir si se considera más cercano al PP o al PSOE. En las filas socialistas ya se ha reseñado que no hay ningún obstáculo en asumir tanto las medidas programáticas que Cs quiere desarrollar como en las cuatro concejalías solicitadas. Por su parte el PP asume ciertas diferencias, aunque no sean definitivas.

«Planteamos una serie de objeciones y matizaciones», rubricó Mateos en una comparecencia en los pasillos del Consistorio posterior a la entrevista con Cs. Apenas fueron cuatro minutos, pero en su intervención el todavía portavoz municipal dejó claro que quiere que el PP «retenga la Concejalía de Hacienda». Cs propone que su número 1 la ocupe. Una alternativa sería dividir ese área en dos concejalías distintas, Economía por un lado y Hacienda por otro.

A su vez, Mateos insistió en que esas diferencias, que también se trasladan a Recursos Humanos, «no deben ser un escollo», al igual que las posibles liberaciones, ya que también habrá concejales con sueldo en el PP si gobiernan, aunque no serán todos, puntualizó.

Francisco Alcántara trasladó el mensaje de que no hay todavía una decisión tomada, aunque será «la mejor para Cáceres y los cacereños». «Estamos pendientes. Vamos a decidir lo que necesita la ciudad», resumió. También aclara que no está cerrado el asunto de las liberaciones. Cs es partidario «de un mayor número» de ellas. Tanto desde el PP como desde el PSOE se confirmó que todavía no está convocada una próxima reunión para este jueves.

Sería la tercera en la ronda de negociaciones. El interlocutor de Cs en la misma sería el elegido para gobernar en coalición los próximos cuatro años Cáceres. Aunque el PSOE parece más receptivo ante las exigencias que se han puesto sobre la mesa, en Cs se resisten a definir que esa sea su apuesta. «No hay prisa», vino a decir , coordinador regional de Cs. Matiza que la propuesta debe ratificarla el comité nacional.

El peso de Madrid, en esa última palabra, también será determinante.