El Cefot de Cáceres vive la jura de bandera más multitudinaria de la última década

De los 1.097 soldados que juraron bandera en el Cefot, 45 son mujeres. / JORGE REY

El acto contó con la participación de 1.097 soldados; el campamento de Santa Ana recibirá en noviembre otros 1.300 alumnos

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

La sombra en el Cefot (Centro de Formación de Tropa) se cotizaba este sábado cara. Ante la previsión de altas temperaturas y el elevado número de participantes, la jura de bandera se programó a las diez de la mañana, cuando la hora habitual para este tipo de actos suele ser las doce del mediodía en invierno y las diez y media en verano.

A Mari Carmen Ferrona parecía no importarle ni el calor ni el hecho de tener que permanecer al sol durante más de una hora. El único objetivo de esta mujer de Llerena afincada desde hace 20 años en Vigo era localizar a su hijo entre los 1.097 alumnos que formalizaron su juramento a la bandera y se convirtieron en soldados profesionales.

Y lo consiguió. «¡Qué orgullosa estoy!», exclamaba tras identificar a su vástago, al que no veía desde que se vino a Cáceres, hace dos meses. Tampoco quiso perderse el momento Ana Rosa Santos, de Córdoba, madre de otro soldado. El viernes salió de trabajar a las dos y media de la madrugada. Y apenas tres horas más tarde estaba en pie para viajar hasta Cáceres. Su estancia en la ciudad fue fugaz, ya que a la ocho de la tarde tenía que volver a sus obligaciones laborales, de nuevo en Córdoba. El esfuerzo, aseguraba, mereció la pena.

Vigo, Córdoba, Palma de Mallorca, Murcia... Familiares procedentes de todo el país quisieron acompañar a los jóvenes soldados en un día tan señalado. La de este sábado fue la jura de bandera más multitudinaria de la última década. El dato lo facilitó Francisco de Asís Ramírez, coronel jefe del Cefot. No obstante, precisó, dentro de unos meses se batirá un nuevo récord. «La jura más numerosa la esperamos para el siguiente ciclo, que serán 1.340 alumnos. Llegarán a Cáceres el 5 de noviembre y jurarán bandera el 25 de enero de 2019», avanzó.

El coronel Ramírez durante su intervención ante unas gradas abarrotadas de familiares.
El coronel Ramírez durante su intervención ante unas gradas abarrotadas de familiares. / JORGE REY

De los 1.097 soldados que participaron en el acto de ayer, 45 eran mujeres. Pertenecen al tercer ciclo de 2017 y llegaron al acuartelamiento de Santa Ana el pasado mes de mayo. Durante estos dos meses han recibido formación general, común a todos los soldados. Ahora tienen un mes de vacaciones y después regresarán a Cáceres para permanecer aquí durante siete semanas más, donde recibirán formación específica (infantería y caballería). Una vez finalizado este periodo, pondrán rumbo a cualquiera de las unidades de infantería ligera que hay repartidas por el país.

Un cinco por ciento de bajas

No todos los alumnos que llegaron en mayo al Cefot juraron bandera. Un cinco por ciento (65 aspirantes a soldado) ha abandonado la carrera militar. «Esto es duro», admitió el coronel Ramírez y explicó que las bajas han estado causadas por lesiones o porque, una vez dentro, los aspirantes se dan cuenta de que la vida militar no es lo suyo.

En datos

65
alumnos han abandonado la carrera militar. En mayo ingresaron 1.162 y ayer juraron bandera 1.097.
45
mujeres participaron en el acto de ayer. La presencia femenina es de apenas el cuatro por ciento.

La jura de bandera estuvo presidida por Amador Enseñat y Berea, general de División director de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento y Evaluación. «Vuestro compromiso es para toda la vida y debéis recodarlo siempre», dijo a los participante. En esta ocasión, el diploma al alumno número uno de la promoción fue a parar a Antonio Manuel Rojas Rivero, integrante de la primera compañía.

La alcaldesa, Elena Nevado, y el cónsul honorario de Portugal en Cáceres, Juancho Viola, fueron los únicos ocupantes de la tribuna reservada a las autoridades. Por otro lado, esta multitudinaria jura de bandera se ha dejado notar desde el viernes en los alojamientos turísticos de la ciudad, así como en los establecimientos de hostelería del centro, que han tenido más ocupación.

Momento en el que uno de los soldados besa la bandera de España.
Momento en el que uno de los soldados besa la bandera de España. / JORGE REY

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos