Cargar 75 kilos para ser bombero... o bombera en Cáceres

3 / A. M.

Empezaron las pruebas físicas, y de los 61 examinados ayer 42 han pasado, 6 no se han presentado y 13 no las han superado

SERGIO LORENZO CÁCERES.

El Parque Central de Bomberos de Cáceres está preparado para tener bomberas. No habría que hacer obras de nuevos servicios u otras dependencias, pero en Cáceres no hay bomberas. No ocurre lo mismo en otras ciudades, como Madrid en donde en 1985 entró la primera bombera de España, en Córdoba ocurrió a finales de los 80, en el 2000 Huelva tuvo su primera bombera, Zaragoza en el 2003, Barcelona en el 2007, Alicante en el 2015 o Valencia y Albacete en el 2016; por nombrar algunas localidades.

Actualmente la Diputación Provincial de Cáceres está en pleno proceso del concurso oposición para 11 plazas de bomberos. La primera prueba fue un examen tipo test que se realizó el 9 de junio de 2018, y se presentaron alrededor de 740 aspirantes, de los que han aprobado 369.

Ayer, en el Parque de Bomberos de Cáceres empezaron las pruebas físicas para los 369 aspirantes. Las pruebas se realizan todas las mañanas hasta el jueves 19 de julio, examinándose cada día unos 60 aspirantes.

Había esperanzas de que en esta convocatoria Cáceres podía llegar a tener su primera bombera, pero parece difícil viendo las probabilidades. De los 369 aspirantes, sólo hay dos mujeres. Una de ellas se examinaba ayer, pero no se ha presentado.

De los 62 convocados para estar ayer a las siete y media de la mañana y realizar las pruebas: 6 no se han presentado (entre ellos una de las mujeres), uno no pudo acudir al estar convaleciente de una operación y se le harán las pruebas otro día, y 13 no hay superado los ejercicios. Han pasado 42.

Solo hay dos mujeres entre los 369 candidatos a 11 plazas de bomberos, y una ya ha renunciado

Son tres las pruebas físicas que se realizan; en dos de las cuales a las mujeres se les exige menos.

La primera prueba es la de press de banca, en donde en 30 segundos los hombres tienen que hacer 25 repeticiones con 45 kilos y las mujeres las mismas repeticiones pero con 38 kilos.

La segunda prueba es un circuito. Esta es en la que no hay diferencias de sexo. Se pide lo mismo a todos. Son seis pruebas en una. Se empieza en la torre de maniobras, en la base. El aspirante coge en cada mano una pesa rusa de seis kilos y tiene que subir por las escaleras seis plantas, una vez que ha bajado las escaleras ha de sobrepasar un parapeto de 2,03 metros y luego pasar andando por una barra de 10 centímetros de ancho para demostrar su equilibrio.

Dentro de las pruebas está arrastrar 20 metros este maniquí, que pesa 75 kilos.
Dentro de las pruebas está arrastrar 20 metros este maniquí, que pesa 75 kilos. / A. M.

La cuarta parte de esta prueba es introducirse en un tubo sin luz, de 50 centímetros de ancho. Por aquí tienen que avanzar reptando 12 metros. Luego tiene que ir a un cajón en donde hay seis objetos, cada uno de 15 kilos, que tiene que ir colocando en una estantería a una altura superior, en orden, para luego hacer la acción inversa por el mismo orden. La última parte es coger un maniquí de 75 kilos y arrastrarlo 20 metros. Toda la prueba segunda, con sus seis apartados, la tienen que hacer en 3 minutos y 20 segundos.

La tercera prueba es trepar por una cuerda lisa de 5,50 metros. Lo tienen que hacer a pulso, sin ayuda de las piernas. Los hombres tienen de tiempo 12 segundos y las mujeres 15 segundos.

Todas las pruebas están grabadas en vídeo por si alguno de los candidatos reclama.

La prueba más difícil, según los candidatos, es la cuerda.
La prueba más difícil, según los candidatos, es la cuerda. / A. M.

Podría parecer que de las tres pruebas la más difícil es la segunda, la del circuito; pero no. Los candidatos decían ayer que la más difícil es la cuerda. «Es la prueba reina», afirma Héctor Vidal González, que es uno de los 42 que ayer pasaron. Natural de Salamanca, con 38 años, lleva diez años preparándose para ser bomberos, trabajando de interino en el ayuntamiento de Zamora. «Son unas pruebas duras y están los nervios y que se va acumulando el esfuerzo; pero lo tienen todo muy bien organizado».

Todos los que pasen estas pruebas físicas, tendrán luego unas segundas en una piscina y una pista de atletismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos