La cárcel de Cáceres va a la huelga

El centro penitenciario de Cáceres cuenta con una plantilla de unos 200 funcionarios. :: HOY/
El centro penitenciario de Cáceres cuenta con una plantilla de unos 200 funcionarios. :: HOY

Los cuatro sindicatos con representación apoyan los seis días de paro convocados y denuncian «servicios mínimos abusivos»

J. C. CÁCERES.

Los funcionarios de prisiones del Centro Penitenciario de Cáceres, a través del acuerdo alcanzado por las cuatro fuerzas sindicales con representación, se sumarán a la huelga general de carácter nacional convocada para los días 24 y 26 octubre, así como para las jornadas del 6, 8, 13 y 15 de noviembre. Unos paros masivos a través de los cuales se pretende dar visibilidad pública a lo que consideran un «conflicto laboral», y es que el gremio exige al Gobierno unas mejores condiciones y una equiparación salarial con el conjunto de las cárceles españolas para eliminar, a su vez, «la discriminación sufrida respecto a Cataluña», la única comunidad autónoma que tiene asumidas las competencias en materia penitenciaria.

Tras recibir las directrices marcadas por Interior, la dirección del centro penitenciario de Cáceres ha establecido unos servicios mínimos que encierran una paradoja, especialmente en el turno noche, cuando habrá un total de ocho funcionarios en contacto directo con los internos, uno más de lo que es habitual en una jornada normal.

En lo que a los turnos de día y de tarde se refiere, la cifra establecida para los servicios mínimos se sitúa en la docena de trabajadores, cuando lo habitual es que haya 15. Los sindicatos consideran que se trata de unos «servicios mínimos abusivos que, además, se verán fortalecidos por personal en prácticas, quienes no pueden hacer la huelga, por lo que las cifras reales pueden ser incluso superiores», lamentan.

La prisión cacereña, una de las peor dotadas de España en personal, necesitaría 70 funcionarios más

Además de comulgar con las exigencias generales que se predican en el grueso del reino, el caso de Cáceres presenta otra particularidades, con especial atención a la falta de recursos humanos. Una situación que también afecta a otras cárceles del territorio nacional. Así lo explica Dionisio Iglesias, representante sindical de ACAIP USO: «Aunque las exigencias de esta huelga son a nivel nacional, en el caso de Cáceres tenemos una situación agravada por la falta de personal. Si a nivel nacional se está hablando de 3.400 plazas que se deberían sacar para cubrir las necesidades, 70 de ellas se necesitarían en el centro penitenciario de Cáceres», lamenta el representante sindical.

A juicio de Iglesias, «se trata de una necesidad que venimos arrastrando en los últimos años». Una carencia de recursos humanos, continúa, que «en ocasiones es paliada con personal en prácticas que ha aprobado la anterior convocatoria, pero esto algo provisional porque los trabajadores están un tiempo y luego tienen que pedir otros centros», desgrana.

Así también lo entiende Alberto Ramajo, representante de CC OO en el mismo centro penitenciario de la capital cacereña. Ambos estuvieron presentes este pasado miércoles en la jornada de protesta que los funcionarios de prisiones a nivel nacional realizaron a las puertas del Ministerio del Interior.

Servicios mínimos

Se da la paradoja de que en el centro penitenciario de Cáceres los días de huelga habrá más trabajadores ejerciendo sus labores que cualquier otra jornada. El motivo, según los representantes sindicales, no es otro que la instauración de unos servicios mínimos que consideran abusivos. «Entre semana existen turnos de 15 funcionarios que están en contacto directo con los internos y 17 en el caso de los fines de semana porque hay comunicaciones. Ahora nos han fijado unos servicios mínimos de 17 trabajadores. Es decir, más personal incluso que el que hay un día normal, por lo que estaríamos hablando de unos servicios mínimos abusivos», explican los sindicalistas con cierto tono de disconformidad.

La masificación es otro de los caballos de batalla con los que bregan los funcionarios de prisiones de Cáceres. El centro cacereño cuenta con un 301 habitaciones y en la actualidad existen 470 internos. Según mantienen los profesionales, las condiciones idóneas serían que cada preso ocupase una celda, «pero hay casos en los que tienen que compartir. Esta masificación es algo que también venimos denunciando porque puede ocasionar incidentes y roces entre ellos mismos», se alerta desde las organizaciones.

Actualmente son 200 los funcionarios de prisiones que prestan servicio en Cáceres. Una cifra que, tal y como mantienen los representantes sindicales, no solo es insuficiente en cuanto al número, «sino también en gran parte por una plantilla envejecida, lo que permite que los más veteranos pasen a trabajo de oficina en detrimento del trabajo de campo con los internos».

Además de CC OO y ACAIP USO, los otros dos sindicatos con representación en el centro penitenciario de Cáceres son UGT y CSIF. CIG, centralizado en Galicia, es la otra fuerza sindical que nutre el acuerdo alcanzado a nivel nacional para iniciar los parones masivos en las cárceles españolas a partir de este próximo día 24 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos