Cánovas se entrega al tirón de las tapas

Extregusta arrancó ayer con una oferta de 25 expositores en el paseo de Cánovas::/LORENZO CORDERO
Extregusta arrancó ayer con una oferta de 25 expositores en el paseo de Cánovas:: / LORENZO CORDERO

Extregusta entregó en su primer día de esta XIII edición su premio de honor y sus tres distinciones a las mejores propuestas

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

La cocina en pequeño formato lleva años arrasando como fórmula gastronómica. El ocio de pie, en torno a propuestas que oscilan entre lo simple y las creaciones de autor ha dado muchas alegrías a la hostelería. Extregusta es una de las pruebas de que la tapa es un rayo que no cesa y que sigue atrapando fans. Allá donde se pueda beber una cerveza fría bajo el calor y llenar el estómago con buenas viandas habrá gente. Y si la cosa es al aire libre, plan redondo como un queso.

Ayer se celebró la primera jornada en el paseo de Cánovas de Extregusta 2018, que alcanza su décimo tercera edición. El día fue bochornoso y se alcanzaron temperaturas de 34 grados, por lo que, al mediodía, se veía un ambiente menos masivo que en otras ediciones, aunque César Vicho considera que la afluencia fue correcta para un viernes. «Ha estado bien de gente, en la media, pero los días más fuertes de público son sábado y domingo». Después de muchos cambios de fecha durante la primavera en las últimas ediciones, para ésta se decidió trasladarla al mes de septiembre. Los últimos coletazos del verano, ya iniciado el curso y con todo el mundo en la ciudad pueden ser una fecha propicia para realizar esta feria, sin vaivenes. La alcaldesa de Cáceres dijo ayer durante la inauguración que, a la espera de un balance por parte de los hosteleros, «si esta edición supera el éxito de las anteriores, encantados en cambiar la fecha porque lo que queremos es que se disfrute de la gastronomía cacereña y del buen tiempo». Extregusta continúa hoy y mañana de 12,30 a 18 horas. Los tiquets cuestan un euro y la mayor parte de las tapas requieren dos.

Javier García Guerra fue galardonado con el caldero de honor al mejor cocinero:: L.C.
Javier García Guerra fue galardonado con el caldero de honor al mejor cocinero:: L.C.

Organizada por la Institución Ferial de Cáceres (Ifeca) y patrocinada por Mahou y Caja Almendralejo, además de la colaboración de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Extremadura (Acocyrex), cuenta este año 25 expositores, dos más que el año pasado, y ofrece para el colectivo de celiacos tapas y cerveza sin gluten.

Ayer por la tarde tuvo lugar la entrega de los calderos, con los que se premia por un lado a las tres mejores elaboraciones y por otro a un cocinero relevante. Esta edición se homenajeó a Javier García Guerra, chef del restaurante Lugaris de Badajoz, que también pasó por Torre de Sande y que fue presidente de la Asociación de Acocyrex. Recibió su premio con alegría y rodeado de muchos compañeros de profesión.

LORENZO CORDERO

También con entusiasmo recogió Augusto Díez, 'Pino', del gastrobar Mario &Marieta (situado en la Plaza de los Maestros) el primer premio de esta edición por su 'Interpretación de sandwich mixto'. Oreja de cerdo cocida, triturada ,condimentada y loncheada hace las veces de pan de molde. El interior es torta del Casar con tierra de jamón ibérico y se hace a la plancha. Suena a gloria y eso es lo que le ha parecido al jurado profesional que le concedió el primer premio.

El segundo premio fue una carrillera acompañada de salsa de Pedro Ximenez y salsa de soja. Antonio Corrales es el jefe de cocina de 'El Tinglao de Alba', un nuevo restaurante en la Avenida Ruta de la Plata. «Hemos empezado fuerte, estamos muy contentos».

Corderos Fuente del Sapillo, una empresa ubicada en la localidad pacense de Villagarcía de la Torre logró el tercer premio con una hamburguesita con ajo y albahaca. Roger Edo, responsable de esta empresa, explicaba que su negocio está basado en la comercialización de ovino de una raza muy especial que le concede muchas propiedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos