Las cámaras grabaron a tres encapuchados en el robo en el Santuario de la Montaña de Cáceres

Los visitantes encontraron precintado el acceso al santuario a primera hora de la mañana. :: /L. CORDERO
Los visitantes encontraron precintado el acceso al santuario a primera hora de la mañana. :: / L. CORDERO

La Policía Nacional está sobre la pista a los que espera identificar en las grabaciones

JOSÉ CEPEDA y MANUEL M. NÚÑEZCáceres

El día de la Virgen de la Asunción, con toda España de fiesta y celebraciones en la mayoría de los pueblos de la provincia, quienes acudieron a primera hora de la mañana de este miércoles al Santuario de la Montaña se llevaron una sorpresa mayúscula. Estaba prohibido el acceso y agentes de la policía científica inspeccionaban la zona en busca de pruebas. Solo unas horas antes, a las cinco y media de la mañana, tres encapuchados que aún no han sido identificados accedieron a las instalaciones y causaron destrozos. También se llevaron dinero, pero no fue una cantidad importante. Ni la imagen de la patrona, ni el camarín, ni otros objetos de valor espiritual o patrimonial fueron sustraídos o sufrieron daños, según confirmó a este diario el presidente de la Cofradía de la Virgen de la Montaña, Juan Carlos Fernández Rincón.

Más información

Las primeras investigaciones apuntan a la presencia de tres individuos en el santuario, pero cuya identidad no se conoce hasta el momento. La clave podría estar en las grabaciones realizadas, ya que «el sistema de seguridad funcionó a la perfección». Se trata de un complejo entramado que contempla parámetros perimetrales y volumétricos, así como detectores de presencia y de movimiento.

Además del dispositivo global de seguridad, los elementos patrimoniales, como la imagen de la Virgen, cuentan con sistemas preventivos complementarios, «por lo que están especialmente protegidos», tal y como se tranquiliza desde la hermandad.

El suceso cogió de vacaciones, fuera de Cáceres, al responsable de la cofradía, pero en todo momento estuvo al tanto de lo sucedido. Fernández Rincón recibió las llamadas de la alcaldesa, Elena Nevado; el portavoz municipal, Rafael Mateos; y el líder local del PSOE, Luis Salaya, entre otros.

«Ha sido un disgusto. Sientes impotencia»

«Ha sido un disgusto. Sientes impotencia» Juan Carlos Fernández Rincón | Cofradía

«La sensación de impotencia es enorme. No puedes imaginar a quién se le puede ocurrir algo así. La Policía Nacional va a revisar las grabaciones», detalla Fernández Rincón. También el ermitaño que vive en el entorno del Santuario se vio sorprendido por los golpes. «Reventaron la puerta con un pico», apunta el presidente de la cofradía, que citó daños en la tienda de recuerdos. «Se llevaron las monedas del limosnero, pero muchas se cayeron al suelo al asustarse los ladrones con la alarma», reseña el mayordomo de la Montaña.

La cofradía confía en poder reabrir entre hoy y mañana. ::
La cofradía confía en poder reabrir entre hoy y mañana. :: / LORENZO CORDERO

Durante las primeras horas posteriores al suceso la policía mantuvo la zona acordonada y cortó los accesos al santuario. Ya a media mañana, los devotos y visitantes sí pudieron aproximarse hasta la misma puerta, que sin embargo permaneció cerrada al público durante el resto de la jornada a la espera de que los peritos del seguro calibren este jueves la magnitud de los desperfectos ocasionados por el robo. Se espera que entre el jueves y el viernes la ermita pueda reabrir para el culto, tal y como apuntan desde la cofradía, «toda vez volvamos a poner todo en orden». La misa de este miércoles, fijada a las 09.00 horas, tuvo que trasladarse a la casa de ejercicios espirituales, que también acogerá la liturgia de este jueves.

Nada más enterarse de lo sucedido, a pie de escenario permaneció Alberto Gómez-Saucedo, vocal de Gobierno de la cofradía, quien no se explica cómo el santuario continúa siendo objeto de deseo para los amigos de lo ajeno: «Lo que no entendemos es cómo siguen subiendo a robar aquí sabiendo que la recaudación se recoge regularmente y con bastante frecuencia, por lo que las cantidades son muy pequeñas». El directivo de la cofradía recuerda que no es la primera vez que tienen que lamentar hechos similares: «El último robo fue en junio, pero entonces detuvieron al ladrón. Aunque no han tocado nada del patrimonio, esta vez sí han utilizado bastante la fuerza para sustraer los dos cepillos y el cajón monedero de la tienda, de donde ni siquiera cogieron ningún artículo».

«Se hace duro ver a mujeres llorando al explicarles lo sucedido»

«Se hace duro ver a mujeres llorando al explicarles lo sucedido» Alberto Gómez-Saucedo | Cofradía

Más allá del robo y de los daños materiales ocasionados, Gómez-Saucedo hacía ayer referencia al mal trago vivido por muchos ciudadanos: «Es un día señalado en el que viene muchísima gente por ser una jornada festiva. Se hace duro ver, por ejemplo, a varias mujeres llorando al explicarles lo sucedido», lamenta.

Mientras, los agentes policiales continuaban con sus pesquisas para identificar a los autores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos