Cáceres el Viejo y el gafe de las dotaciones municipales

«Solo queremos ser un barrio más de la ciudad. Pagamos los mismos impuestos y merecemos los mismos servicios», suele repetir el presidente vecinal de Cáceres el Viejo. Raúl Pérez tiene en su lista de reivindicaciones una sucesión de quejas que van desde los accesos al barrio a la ausencia de una sede vecinal o el estado del llamado complejo deportivo. Más recientemente, Urbanización Residencial puso el grito en el cielo porque el anterior Gobierno cambió el proyecto de un pabellón por un módulo deportivo de escasas dimensiones. El PP lo desmintió y el actual alcalde, Luis Salaya, en la oposición entonces, dijo que eso no era un centro deportivo sino «un cuarto de escobas». El pabellón no está y la sala de tiro con arco se retrasa, todo un gafe.