Cáceres presenta alegaciones a la mina El Trasquilón

Zona El Calerizo/
Zona El Calerizo

EFE

El Ayuntamiento de Cáceres presentará alegaciones al proyecto minero presentado por Grabat Energy en la zona denominada 'El Trasquilón', situada a cuatro kilómetros de la ciudad y con Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), según ha anunciado hoy la alcaldesa, Elena Nevado.

El área por el que se ha solicitado el permiso de investigación minera -litio, estaño, wolframio y tántalo- ocupa 441 hectáreas, ubicadas entre las carreteras de Mérida y Miajadas.

A preguntas de los medios durante la presentación de los proyectos financiados a cargo del nuevo EDUSI, Nevado ha dicho que el proyecto «no sería compatible si no se respetan las zonas ZEPA».

Desde el Gobierno popular ya adelantaron la semana pasada que el proyecto afectaría al Calerizo, «que correría riesgo de contaminación», y que «existe un peligro real de que el Calerizo se contaminara si allí se realizara una explotación minera», en palabras del portavoz popular, Rafael Mateos.

Asimismo, preguntada por el hecho de que la Junta de Extremadura haya solicitado a Tecnología Extremeña del Litio (TEL) una ampliación de la documentación aportada en su solicitud para la concesión de explotación de la mina Valdeflores, Nevado ha subrayado que «habrá que ver si la empresa la presenta en el plazo otorgado, en lugar de desistir; qué ojalá».

La alcaldesa se ha referido al hecho de que la Junta ha requerido la documentación en un plazo de 10 días y ha notificado a TEL que de no presentar los documentos indicados, se entenderá que renuncia a su petición de Concesión de Explotación.

Al respecto, según Nevado «sería absurdo realizar todo ese trabajo para que el informe de impacto ambiental sea finalmente negativo, puesto que uno de los requisitos era la modificación del Plan General Municipal (PGM)» para permitir el uso extractivo en el citado paraje.

El pleno del Ayuntamiento tumbó esta modificación del PGM (a petición de TEL) con los votos en contra de PP, PSOE y CCTú-Podemos y el voto favorable de Ciudadanos. Por último, la alcaldesa ha precisado que el Consistorio no ha vuelto a tener contacto con TEL y que desconoce los intereses de la minera de cara a este proyecto.