Cáceres espera que el Estado aporte otros 800.000 euros para la muralla

La segunda fase de la rehabilitación de la muralla cuenta con un proyecto que supera los 1,13 millones de euros. :: l. cordero/
La segunda fase de la rehabilitación de la muralla cuenta con un proyecto que supera los 1,13 millones de euros. :: l. cordero

La segunda fase de la rehabilitación del lienzo cuenta con un importe de 1,1 millones, de los que el Consistorio se compromete a aportar 340.000 euros

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

La base es el plan director, el documento que define qué hacer con la muralla almohade para evitar su deterioro. Sobre esa base se apoya la nueva petición que el Ayuntamiento traslada al Gobierno central. Quiere que sufrague la segunda fase de la rehabilitación del lienzo con una aportación que ronda los 800.000 euros. El importe total del proyecto es de 1.136.250 euros pero el Consistorio cacereño aportará 340.875 con fondos propios a lo largo de dos años de intervención, 2019 y 2020.

El anunció lo hizo ayer la alcaldesa, Elena Nevado. La Junta de Gobierno local acordó acudir con la segunda fase de la recuperación de la muralla a la convocatoria abierta con cargo al 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento. Por esa vía ya se logró financiar la primera fase, en el llamado Mural de San Marquino. La segunda fase apunta a las torres almohades en la parte suroccidental de la muralla.

El dato

10,6
millones de euros es el coste de las inversiones que se contemplan en el plan director. Unos seis millones serían para rehabilitar la muralla. Esta segunda fase se estima en un coste de 1,1 millones. Los trabajos de restauración superan el millón de euros y los de arquitectura los 63.000.

Será una intervención integral, directa a atajar las patologías que afectan al lienzo, con zonas de revestimiento «que se están cayendo», «manchas de pintura», solado del adarve «irregular» y «deteriorado», o «reparaciones de entidad» en el Espigón. Llega a la Torre Redonda. El informe técnico que forma parte de la documentación enviada al Ministerio de Fomento también alude en la Torre del Aver al mantenimiento que hacen los propietarios aunque recomienda que se dé solución al acceso a la terraza.

La actuación prevista, remarca la alcaldesa, «afecta a uno de los tramos peor conservados». Se refiere al flanco occidental desde el número 18 de la calle Postigo al 10 del Adarve Padre Rosalío. También se abordará el tramo más suroccidental, entre el número 2 de la Puerta de Mérida y hasta la calle Hornos, de los números 1 al 5, y el 12 de Padre Rosalío. Ese tramo tiene unos 26 metros mientras que el anterior ronda los 49, según los datos facilitados ayer por Nevado. La alcaldesa compareció acompañada por el portavoz municipal, Rafael Mateos, y el director el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, Javier Sellers.

Sin expropiaciones

Con las cifras sobre la mesa, todo queda a expensas de que el Ministerio de Fomento dé su visto bueno. Cáceres ya obtuvo otros 700.000 euros para una primera fase, que aún debe ejecutarse.

Nevado afirma que la licitación ha quedado a expensas de que el nuevo Gobierno central intervenga, ya que solo unos días antes del cambio, incidió la regidora, todo parecía a punto.

El plan director contempla más de 10 millones de euros en actuaciones, con unos seis dedicados a la rehabilitación de la muralla. El reparto diseñado alude a seis fases de alrededor de un millón de euros de coste para cada una.

«Hay consenso con la Junta de Extremadura. Es un proyecto de todos. Aunque lo lidera el Ayuntamiento de Cáceres, es de interés regional». Elena Nevado deja claro que no habrá expropiaciones de viviendas, pese a que esa sea una opción también contemplada en el propio plan director: «Las casas no se tocan. Las viviendas no se ven afectadas. Solo la muralla». El equipo de Gobierno está convencido de que el nuevo Ejecutivo central del PSOE será receptivo con esta solicitud de la ciudad. La alcaldesa aclaró ayer que en el caso de que la ayuda del Ministerio de Fomento no se concrete el proyecto queda a disposición de la Junta de Extremadura y del propio Ayuntamiento. No obstante, matiza que sin la ayuda del Estado «esta rehabilitación sería imposible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos