Cáceres despide su día sin coches con la idea de cerrar más vías al tráfico

Aspecto que presentaba la Avenida de España a media mañana. :: jorge rey

El concejal de Movilidad anuncia que las cuentas municipales incluirán partidas para potenciar el uso de medios de transporte alternativo

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Al contrario que el sábado, cuando la lluvia impidió la celebración de una ruta ciclista incluida en el programa de la semana cacereña de la movilidad, ayer domingo el día sin coches se saldó sin contratiempos para la organización. Acompañó la climatología y a media mañana decenas de integrantes de Cocemfe protagonizaron una marcha accesible entre la Cruz de los Caídos y la Plaza Mayor. Estuvieron acompañados por los concejales del equipo de Gobierno, Andrés Licerán y María José Pulido. El representante de la oposición fue Teófilo Amores. El edil de Vox en la Corporación reclama al Gobierno de Luis Salaya que avance en la senda de apostar por conceder más espacio al peatón, en favor de un Cáceres más habitable y menos contaminante. También en ese apartado parece haber coincidencia con el PSOE. Las cuentas municipales de 2020 incluirán partidas específicas en esa dirección, en concreto para favorecer medios de transporte alternativos como la bicicleta, adelanta Licerán.

Un padre y su hijo paseaban en patines a mediodía por la Avenida de España, que aparecía extrañamente vacía de vehículos. Los únicos de motor que se vieron ayer, hasta cerca de las ocho de la tarde cuando la Policía Local retiró las vallas de protección, fueron las bicis y patinetes eléctricos, cada vez más en auge. Ya por la tarde, una pandilla de jóvenes tomó el carril central en la zona de los impares y ocupó los dos carriles. Era otra imagen icónica, con más paseantes por mitad de la calzada que en el propio Paseo de Cánovas.

Se vieron afectadas las calles adyacentes a la Avenida de España, como Primo de Rivera, también vacía de vehículos durante buena parte del domingo, la zona alta de la Avenida Virgen de la Montaña y Alfonso IX. En la próxima edición se multiplicará el número de vías afectadas. La idea del Ejecutivo socialista va en esa línea: restringir el tránsito de vehículos y potenciar otras fórmulas de comunicación y transporte. «Estamos muy satisfechos en esta primera edición que nos ha tocado organizar. Se han puesto de manifiesto alternativas de movilidad como los patines y hoy hemos hecho la ruta de la movilidad reducida que han permitido visualizar los inconvenientes que se encuentran quienes se mueven por la ciudad en silla de ruedas», analizaba tras la marcha inclusiva de Cocemfe el concejal de Movilidad. Licerán propondrá «aumentar el número de calles» que participen en el próximo día sin coche.

Coincide en ese apartado con el Gobierno el concejal de Vox, que ha querido participar en las actividades organizadas e incluso ha hecho las primeras propuestas. Ayer, por ejemplo, sugirió la posibilidad de que el Ayuntamiento premie a los establecimientos comerciales que reducen las trampas urbanas que encuentran las personas con movilidad reducida. La idea, que se va a estudiar en el Consistorio, es la instalación de unas pegatinas de reconocimiento que podrían contener el mensaje un mensaje en positivo como 'establecimiento inclusivo' o 'este negocio facilita la movilidad'.

«Hay que apostar por medidas decididas. La peatonalización es una de ellas. Las calles en las que se han eliminado los coches han ganado en tranquilidad y los negocios han mejorado su facturación», resalta Teófilo Amores.

La Agrupación vecinal por su parte participó al inicio de la marcha de Cocemfe, pero lamentó que el Ayuntamiento no haya contactado con ella para colaborar. Su secretario general, Juan Carlos Caso, critica que el Consistorio no permitiese registrar en el último pleno una moción presentada en favor del sostenimiento climático y la movilidad.

Noticias relacionadas