Cáceres, 30 años unida al teatro barroco

Rafael Álvarez 'El Brujo' ayer en la presentación del festival en los jardines del Museo de Cáceres. :: j. rey/
Rafael Álvarez 'El Brujo' ayer en la presentación del festival en los jardines del Museo de Cáceres. :: j. rey

El Festival de Teatro Clásico de Cáceres comenzó como un certamen medieval en el año 1989

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

Empezó siendo una especie de recreación medieval, una cita para ensalzar el «marco incomparable» de la Parte Antigua, pero en unas ediciones profundizó en lo teatral y logró irse situando como plaza destacada para las producciones del Siglo de Oro. El festival de Teatro Clásico cumple tres décadas en las que ha ido echando raíces en los escenarios de piedra de la ciudad monumental, y creando una relación profunda con los cacereños. La cita, que arranca este sábado, es ya muy sólida y estable, aunque se ha ido modelando con el tiempo y los directores que han pasado por ella.

Más información

El actor y director Quico Magariño participó con la compañía de teatro estable en estos Festivales Medievales que arrancaron en 1989, cuyo productor fue Antonio Girau y en los que había torneos en la Plaza y obras de teatro en diferentes puntos. Como aún no estaba constituido el Consorcio Gran Teatro fueron las instituciones públicas (Junta, Diputación y Ayuntamiento) las que promovieron esta cita.

Tras este periodo el festival, que dio un salto temporal al Barroco, pasó a depender directamente del Consorcio Gran Teatro y Marce Solís, director de este recinto desde 1996 hasta 2002, se ocupó de su gestión como una de las funciones aparejadas al cargo. «Yo intenté acercarlo al público, combinar obras de gran calado de calidad con algo más popular para acercar a la gente, como espectáculos infantiles». Una de las reivindicaciones permanentes de Solís ha sido que se celebrara íntegramente en la ciudad monumental. En algunas ocasiones compañías como la Nacional de Teatro Clásico o uno de los fijos del Festival, Rafael Álvarez 'El Brujo', prefieren el cobijo que da un recinto cerrado. Él siempre ha pedido que la ciudad monumental se relacione estrechamente con esta cita, y sobre todo la Plaza de San Jorge, un asunto que se volvió espinoso después de que en 2014 las obras de la cafetería Jardín de Ulloa de la Fundación Mercedes Calles impidieran que se ubicara el escenario y las gradas.

El año siguiente se permitió solamente que se desenvolviera en este entorno programación 'off' con un pequeño escenario. Hubo recogida de firmas para que volviera ese escenario a convertirse en el eje que vertebrara esa cita. Ha vuelto a acoger obras desde 2016, pero la negociación del Gran Teatro con la Fundación Mercedes Calles solamente ha logrado que se desarrollen obras de teatro durante un fin de semana (en esta edición habrá un total de cinco representaciones). San Jorge y Las Veletas son los escenarios clave de este festival, al alimón con diferentes recintos para la programación paralela.

Obras simultáneas

Isidro Timón ha vivido el Clásico desde muy diferentes prismas, ya que es dramaturgo y también director teatral. Como director de la cita ha estado durante un largo periodo de casi de una década, desde 2002 hasta 2011. Él destaca el hecho de que hubiera varias obras de manera simultánea, que el público pudiera elegir distintas representaciones diarias, algo que ha cambiado desde entonces, ya que actualmente solamente se puede ver una obra de la programación oficial al día. De su etapa destaca las coproducciones con compañías extranjeras, como el Teatro Montansier de Versalles. Aunque el Festival de Teatro Clásico es una de las plazas importantes para el teatro del Siglo de Oro, Timón reconoce que « Almagro es el festival del Ministerio, lo cual le dota de mayor presupuesto que al resto». La ventaja del festival de teatro de Cáceres es que es el primero de la temporada, lo cual le hace atractivo para los estrenos. Grandes compañías como Morboria, Nao de Amores o Corsario han recalado en Cáceres, en donde se ha podido ver a actores de la talla de Nuria Espert, Emilio Gutiérrez Caba o José Luis Gómez, entre otros muchos.

La ciudad se ha consolidado como plaza destacada del género y muchas compañías nacionales la eligen para abrir la temporada

Juan Pedro González fue director del Gran Teatro desde 2012 hasta 2015. «Nosotros fuimos los que incorporamos como parte del programa del festival los montajes de la Esad, y llegamos a ampliar la programación teatral del festival a un mes entero. Nuestra intención fue combinar apuestas teatrales más arriesgadas con otras más convencionales. La idea era hacer del festival algo en el que cualquiera que abriera el programa encontrara algo que le sedujera», apunta Juan Pedro González, que contó con muy diferentes colectivos de la ciudad. La Banda Municipal, Franquete o el Coro Rociero se incluyeron en el 'off' del Clásico.

Etapa reciente

El año 2015, tras la vuelta del PSOE al gobierno regional, se produjo un nuevo cambio en la dirección del Gran Teatro, y lo asumió Silvia González. En esta última etapa González ha querido recuperar «un festival clásico en donde la temática se ciñera a la época del festival, que no hubiera de todo». La distribución y recuperación de los espacios también ha sido uno de los elementos en los que se ha centrado González. «San Jorge siempre fue uno de los lugares emblemáticos, pero además de esta plaza he querido que el casco histórico formara parte del festival: los interiores, los patios...». Esta gestora dice que el criterio para que San Jorge solo de cabida a una semana de festival no tiene que ver solo con la explotación hotelera sino con los tamaños de cada recinto y la previsión de público. Para ella también es importante que la Compañía Nacional de Teatro Clásico figure dentro de la programación de esta cita, además de la implicación de la Esad.

A pesar de la importancia de esta cita su presupuesto lleva tiempo sin incremento, moviéndose en una franja en torno a los 200.000 euros Este año ronda los 206.000 euros. «El primer año que yo estuve aquí fueron 210.000, el segundo 195.000...yo siempre me paso del presupuesto y vas conformando el festival sabiendo que tienes un límite pero no solo programas en clave económica», destaca.