El 'sol cacereño', aún por explotar

El 'sol cacereño', aún por explotar

El potencial fotovoltaico en cubiertas supera las estimaciones de la UE | Pese a la supresión del cargo al autoconsumo de energía, las empresas especializadas en placas no registran todavía un aumento de la demanda

J. C. CÁCERES.

La eliminación el pasado mes de octubre del popularmente denominado como 'impuesto al sol', así como la promulgación de la directiva europea sobre eficiencia energética en edificios, que hace hincapié en el favorecimiento de las fuentes de energías renovables para edificaciones de nueva construcción a partir de finales del año 2020, abren un nuevo paradigma en el que Cáceres puede resultar favorecido.

Gracias a un reciente estudio del potencial solar fotovoltaico en las cubiertas de 15.200 edificios cacereños, desarrollado por la Universidad de Extremadura y el Sistema de Información Geográfica (SIG) del Ayuntamiento, las comunidades de vecinos ya pueden coger papel y lápiz para hacer cálculos sobre la rentabilidad que puede suponer el hecho de instalar placas solares. A través de uno de los visores alojados en el portal opendata.caceres.es, integrado en el SIG municipal, los ciudadanos pueden acceder a los datos mensuales de potencial solar medio en todos los edificios de la trama urbana, con la inclusión de tecnología 3D e información sobre el nombre de calles y el número de los diferentes portales.

«Es algo pionero en España, ya que no hay ninguna ciudad que cuente con este estudio público, libre y gratuito, y que solo estuviese hecho con las cubiertas de los edificios. Hay otros casos en los que se han hecho estudios en toda la superficie de la ciudad, incluyendo parques, jardines o carreteras, por lo que no resultan tan realistas como el nuestro», explica a este diario Luis Antonio Álvarez desde la oficina del SIG de Cáceres.

Luis Antonio Álvarez SIG Cáceres «Ahora se va a rentabilizar más la inversión. Si no ponemos placas, estamos perdiendo el tiempo»

A su juicio, la reciente supresión del cargo al autoconsumo de energía es una buena oportunidad: «Antes había una cierta limitación y a lo mejor no interesaba colocar tantas placas por el impuesto, pero ahora se va a rentabilizar más la inversión. Si no ponemos placas, estamos perdiendo el tiempo», sostiene.

Captura del potencial solar de Moctezuma en el visor.
Captura del potencial solar de Moctezuma en el visor.

Como acicate, el estudio deja en la ciudad de Cáceres unos datos que resultarán del agrado de todos aquellos que en los próximos meses opten por el autoconsumo energético. Y es que los cálculos matemáticos realizados por los investigadores de la Universidad de Extremadura arrojan cifras que superan las estimaciones elaboradas por la Comisión Europea. Si bien el órgano ejecutivo fijaba una radiación media de 5,1 kW/h por metro cuadrado para Cáceres, del estudio desarrollado en las cubiertas capitalinas se desprende que en los meses de mayo, junio y julio asciende hasta los 7 kW/h por metro cuadrado. Todo ello con la recopilación de datos históricos recabados entre los años 2013 y 2016.

Al ser un modelo 3D, el informe minimiza el margen de error, pues los investigadores no solo han tenido en cuenta las alturas de los tejados y las orientaciones e inclinaciones, sino también las sombras producidas por las edificaciones y vegetaciones circundantes. Es por ello por que hay casos en los que una cubierta a priori idónea para la colocación de un kit solar presenta ciertos puntos de umbría que desaconsejan la colocación. Y es que el visor permite estimar la rentabilidad, así como el período de amortización y la ubicación óptima de los captadores solares para la radiación incidente en cada edificio. Todo con el objetivo de que los tejados dejen de ser cubiertas al uso para convertirse, además, en fuentes de producción energética.

Pese a las buenas nuevas del 'sol cacereño' como recurso natural, lo cierto es que las empresas especializadas en la instalación de placas solares, ya sean térmicas o fotovoltaicas, aún no han notado un aumento de la demanda por parte de los ciudadanos. Es el caso de la firma Ramón Criado y cía, desde donde dicen no haber notado un especial interés. No obstante, conscientes de que este nicho de negocio puede resultar ventajoso a medio y largo plazo, dicen estar en contacto con proveedores.

Similar mensaje se traslada desde la empresa Instalaciones Manuel Acedo: «Llevamos meses sin que nos pidan encargos de este tipo», arrojan. SolarExtrem, también dedicada al sector de la instalación de dispositivos de energías limpias, cree que todavía existe entre la ciudadanía falta de información al respecto: «Nosotros no hemos notado ningún incremento de pedidos ni solicitudes, pero seguro que con el paso del tiempo, cuando la gente tenga más información, se comenzará a notar un aumento de la demanda de placas solares, sobre todo entre las comunidades de vecinos».

En el caso de la capital cacereña, gracias a una modificación del Plan General Municipal en el año 2012, está permitida la instalación de captadores solares en cualquier edificación perteneciente al término municipal, siempre y cuando dicha instalación no suponga una alteración de la imagen de la ciudad ni rompa con el entorno. Esta excepción tiene especial relevancia en la Ciudad Monumental, donde no hay cabida para este tipo de placas convencionales con el fin de preservar la imagen patrimonial. No obstante, tal y como ya informó este diario, no faltan ideas como la del arquitecto Jorge Civantos, quien ha patentado un prototipo de captador solar térmico inteligente y de bajo impacto ambiental con forma de tubo: «Tiene la misma función que las placas solares, pero con un aspecto integrador», explicaba el pasado mes de agosto en las páginas de este diario. Un artilugio idóneo para calles de tipología histórica y popular que está en proceso de ser aprobado por el Ayuntamiento de Cáceres.