Los bebés ‘superhéroes’ cacereños de 1928