El Ayuntamiento de Cáceres prepara la rehabilitación de la Torre de Trabajo

El Ayuntamiento de Cáceres prepara la rehabilitación de la Torre de Trabajo

La ordenación urbanística de Amberes y Virgen de Guadalupe, lista

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

La Junta de Gobierno local celebrada esta mañana en el Ayuntamiento de Cáceres ha dado el visto bueno a la redacción y asistencia técnica de varios proyectos en edificios municipales. Destaca el de la llamada Torre del Reloj, en la Plaza de Italia. Los colectivos vecinales venían reclamando hace tiempo su recuperación y de momento el Ejecutivo local ha decido elaborar el documento técnico previo a una remodelación. A la misma queda vinculada también la sede de Antonio Canales.

Una de las opciones barajadas por algunas asociaciones era darle un uso turístico. Un informe técnico reveló la existencia de distintas patologías y la dificultad de llevar a cabo esa operativa.

El portavoz municipal, Rafael Mateos, ha concretado que aunque dicho uso es complicado sí sería posible autorizar visitas en grupos reducidos una vez ejecutada la reforma.

Hay que tener en cuenta que la torre aún tiene antenas en su parte alta. «Se han quitado las que estaban avaladas por sentencia judicial pero no todas. Hay contactos con las empresas para buscar una solución», avanza Mateos.

Además, el Ayuntamiento prepara la redacción del proyecto para la segunda fase de la escuela de seguridad vial. El presupuesto de obra es de 92.500 euros.

Otras actuaciones son las sedes de las 300 y San Francisco y dependencias municipales en Valdesalor, en concreto antiguas escuelas, tres viviendas sociales que podrían cambiar de uso, cafetería anexa a la sede vecinal y local de la asociación de vecinos de la entidad local menor.

El Ayuntamiento se compromete a crear una mesa de trabajo con colectivos sociales de Valdesalor para planificar entre todos la actuación y cumplir con los objetivos que marquen los propios residentes y usuarios habituales de esas estancias.

Por último, en la Junta de Gobierno se ha conocido la entrada en el registro oficial de Urbanismo de la Junta de Extremadura el pasado día 30 de enero del documento de ordenación de los terrenos entre Virgen de Guadalupe y calle Amberes. El pleno municipal ya aprobó el estudio de detalle en diciembre. Había sido presentado por la mercantil Limantria. Se trata de regular el uso urbanístico tras la sentencia del TSJ que anuló en esa zona el plan general municipal. Se establecen más de 8.000 metros cuadrados de uso residencial.

El terreno queda dividido en dos parcelas. Una de 2.000 metros cuadrados entre las calles Amberes y Roma en suelo urbano será de uso residencial. Se construirá un bloque de seis alturas. Otra parcela urbana entre la avenida y la calle Amberes dispone de mil metros cuadrados y permitirá darle uso comercial con un máximo de dos plantas.