El Ayuntamiento de Cáceres dice ahora que las obras de Alzapiernas acabarán este verano

De izquierda a derecha, Diego Bravo, Ismael Cambero y Antonio de la Montaña, comerciantes de la zona, en Alzapiernas. :: lorenzo cordero/
De izquierda a derecha, Diego Bravo, Ismael Cambero y Antonio de la Montaña, comerciantes de la zona, en Alzapiernas. :: lorenzo cordero

Los comerciantes piden agilidad en la ejecución de los trabajos y el gobierno estudiará cómo compensar las pérdidas generadas a los negocios

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

El gobierno municipal pone fecha a la obra de la calle Alzapiernas. Andrés Licerán, concejal de Fomento e Infraestructuras, indicó ayer que los trabajos para instalar una escalera mecánica en esta vía, que une la Plaza de Obispo Galarza con la calle Moret, concluirán «antes de final de verano», respondió a preguntas de los periodistas.

Cambia así en apenas tres días el mensaje lanzado por el equipo de gobierno, que el pasado viernes indicó que no había fecha para el final de estos trabajos. «De momento no tenemos fecha de finalización. Es una obra que asumimos porque ya se estaba haciendo. Tenía problemas, tiene problemas y seguirá teniendo problemas. Estamos intentando que acabe cuando antes y genere los menos problemas posibles al comercio», dijo la primera teniente de alcalde, María José Pulido.

Más información

Licerán fue ayer más allá y añadió que se está estudiando la fórmula legal para compensar las pérdidas que los negocios de la zona están teniendo por la ejecución de este proyecto, que está financiado con fondos europeos.

«Hemos pedido a la empresa que sea lo mayormente diligente que pueda en la finalización de la obra para que acaben cuanto antes los problemas que está causando tanto a turistas como a viandantes y residentes de la zona y especialmente a los comerciantes, a los que les hemos pedido ya tantas veces paciencia en los últimos meses que ya, lógicamente, se les está acabando», añadió el edil de Fomento.

«No me atrevería -apostilló- a dar una fecha exacta, pero sí esperamos que antes de final de verano esté acabada. Vamos a estar muy encima de la ejecución de la obra, encima de la empresa y en contacto en todo momento con comerciantes y vecinos», dijo Licerán. Sobre la concesión de posibles ayudas, desde el Ayuntamiento se especificó que se evaluará si la fórmula es viable. «Aunque no tenemos claro todavía si eso es posible o no», zanjó.

Mientras tanto, en el entorno de Alzapiernas miran con preocupación al calendario. Agosto es un mes fuerte para el turismo en Cáceres. Y los empresarios temen perder el flujo se visitantes que el mes que viene llegará a la ciudad. Por eso, piden que se refuerce la plantilla de trabajadores destinados en la obra.

«Primero nos dijeron que las escaleras estarían en Semana Santa, después que se colocarían antes de junio... Todo lo que nos han dicho no ha valido para nada», se lamenta Diego Bravo, propietario de Retales Manolo. «Ahora hablan del 3 de septiembre», comenta Antonio de la Montaña, responsable de las tiendas de embutidos Los Ibéricos. «Aquí necesitamos más personal y, si tienen que trabajar por la tarde, que trabajen por la tarde», insiste el empresario.

«¿Cómo es posible que llevemos siete meses con una obra en una calle que mide 30 metros? Lo que no es normal es que haya dos personas trabajando. Es lo de siempre», se lamenta Bravo. «Esta obra está siendo la ruina para nuestros negocios», agrega De la Montaña.

Seis meses de plazo

La obra de la calle Alzapiernas está siendo ejecutada por la empresa GC 10 Gestión y Obras. El proyecto fue adjudicado por un importe de 428.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses. La actuación no solo contempla la colocación de las escaleras mecánicas en Alzapiernas, sino también la obra realizada en la calle Sánchez Varona (donde los peldaños se han sustituido por una rampa) y en la calle Zurbarán para mejorar su accesibilidad.

Los trabajos se iniciaron el 3 de diciembre en la calle Sánchez Varona, aunque las obras de Alzapiernas, que han sufrido varios parones, no llegaron hasta el 28 de enero, tras la campaña navideña.