El Ayuntamiento acepta la cesión de una parcela incluida en la operación de El Corte Inglés

Carril bici y terrenos que se ceden al Ayuntamiento junto a la Ronda Norte. :: l. cordero/
Carril bici y terrenos que se ceden al Ayuntamiento junto a la Ronda Norte. :: l. cordero

Son unos terrenos de 7.352 metros cuadrados próximos a la Ronda Norte y permitirán mejorar la conexión del carril bici y el Parque del Príncipe

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

La operación de El Corte Inglés resucitó ayer en la Comisión de Urbanismo. No porque los grandes almacenes vayan a instalarse en la capital cacereña, como se esperó durante años, sino porque el Ayuntamiento ha debido pronunciarse sobre una petición que han trasladado los propietarios de unos terrenos próximos a la Ronda Norte que estaban vinculados, desde el punto de vista urbanístico, a aquella actuación. Los hermanos Francisco Aquilino, Ricardo y Purificación Galán Royo proponen la cesión anticipada al Consistorio de la parcela de 7.352 metros cuadrados que forma parte del APE 22.02 Virgen de Guadalupe, del actual Plan General Municipal (PGM). Es decir, se trata del área de planeamiento en el que se contempla la construcción del centro comercial, parada desde 2013 y conocida en 2014. Las tres zonas de dicha área son la parcela del colegio de Las Carmelitas y otras dos que se entregarían a la ciudad para dotación pública y como compensación por el incremento de edificabilidad que sufrió la superficie del colegio. Se trata de una finca en La Zambomba y la que ayer pasó por la comisión municipal.

En principio, hasta que el programa de ejecución de Virgen de Guadalupe no fuese desarrollado, la cesión de terrenos no era necesaria. A la vista de que El Corte Inglés no parece pensar de nuevo en desembarcar en la ciudad, la propuesta que se analizó y votó ayer en Urbanismo resulta llamativa. De hecho, hace ya un año que entró en el Ayuntamiento.

Es una entrega anticipada que para los tres propietarios supone un alivio. Hay que tener en cuenta que con el actual plan de urbanismo, el área de planeamiento de Las Carmelitas tiene 60.500 metros cuadrados de edificabilidad frente a los 7.910 del plan anterior. Serían 15.000 metros cuadrados de uso residencial, 35.000 de uso comercial y 10.000 más de dotacional privado. Se multiplica la edificabilidad y ese planeamiento se mantiene, con independencia de que se haya instalado o no El Corte Inglés. La unidad de actuación vincula los terrenos que se ceden y sobre los que los actuales propietarios deben soportar un recibo del IBI considerable tras la revalorización de 2010. Curiosamente, el solar de Las Carmelitas no paga el impuesto al tratarse de un solar que «solo tiene uso educativo», por lo que está exento. Así lo justificó el Ayuntamiento en 2017 y lo explicó la propia alcaldesa, partidaria de no cobrar el IBI hasta que no se llevase adelante la operación de El Corte Inglés. CáceresTú, por contra, ha pedido que el solar del colegio pierda la actual edificabilidad.

La cesión anticipada que ayer se aprobó en comisión de los terrenos de la Ronda Norte se hace a cambio «del reconocimiento por este Ayuntamiento del aprovechamiento (urbanístico) que les corresponde» a los propietarios en el área de planeamiento vinculada a Las Carmelitas. Así figura en el informe técnico municipal que sirve de base a la operación. Curiosamente, uno de los argumentos de los propietarios es que al Ayuntamiento le interesaba la cesión para facilitar la ampliación del Parque del Príncipe. Sin embargo no será así. «La parcela no está incluida en la superficie afectada por el proyecto de ampliación», se apunta por parte de los técnicos. En el área de Infraestructuras, por contra, se reconoce que con la adquisición de la finca se podrá «facilitar la comunicación entre el itinerario peatonal y ciclista de la Ronda Norte con el Camino del Hinche y con el propio Parque del Príncipe».

Los representantes de PP y Ciudadanos votaron a favor, mientras que los concejales del PSOE y de CáceresTú se abstuvieron. Los técnicos recomiendan que en el convenio de cesión quede claro que el aprovechamiento urbanístico se reconoce a partir del momento en que se desarrolle la unidad de actuación correspondiente. También advierten de que debe quedar «suficientemente justificada» la razón de la cesión para evitar otras similares que puedan resultar costosas para el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos