La Asamblea Feminista alerta contra la tala en Virgen de Guadalupe

Acacias cubiertas con motivos de ganchillo en la avenida Virgen de la Montaña. :: jorge rey/
Acacias cubiertas con motivos de ganchillo en la avenida Virgen de la Montaña. :: jorge rey

JUDITH J. BOLÉ CÁCERES.

Varios árboles de la avenida Virgen de Guadalupe visten desde el pasado sábado motivos de ganchillo como protesta por su futura tala. Esta iniciativa de la Asamblea Feminista de Cáceres pretende concienciar a la ciudadanía para que se movilice en contra de la medida. Como se ha informado, la remodelación de esta vía, con un presupuesto de 576.000 euros, prevé la retirada de 78 acacias, aunque según el Ayuntamiento, algunas se podrán trasplantar.

El grupo de urbanismo de la Asamblea Feminista ha mostrado, sin embargo, su preocupación por la subida de temperaturas que la eliminación de los árboles producirá en las calles. Además, recuerdan que los árboles que se han trasplantado en otras ocasiones han muerto, como el cedro de Hernán Cortés.

Igualmente, también alertan de que el proyecto de remodelación futuro de la avenida Virgen de la Montaña puede acabar con un número aún más abultado de árboles.

Para Eugenia Arroyo, integrante de la Asamblea Feminista, que ya llenó de ganchillo algunos ejemplares durante la construcción del parking en Primo de Rivera, Cáceres «es una ciudad que debería hacerse para el viandante».

Aunque coincide en que el tráfico en el centro del casco urbano debe ser fluido, señala que se debería fomentar que «la gente vaya en transporte público o andando, no en coche».

En Virgen de Guadalupe está previsto ampliar el acerado, pero se mantendrán los dos carriles en ambos sentidos de circulación, de ahí la propuesta de eliminar acacias del centro.