«Con este artículo he podido dar voz a una necesidad»

Rosa Montero, exultante durante la gala de entrega del premio de periodismo Mercedes Calles. :: j. rey/J. Rey
Rosa Montero, exultante durante la gala de entrega del premio de periodismo Mercedes Calles. :: j. rey / J. Rey

El acto de entrega del galardón se convirtió anoche en una reivindicación unánime del tren de calidad para Extremadura Rosa Montero recibió ayer el premio de periodismo de la Mercedes Calles

CRISTINA NÚÑEZ

Rosa Montero (Madrid, 1951) no experimentó en sus carnes las «maravillas» del tren extremeño para llegar el pasado miércoles por la noche a Cáceres. Vino en coche, un viaje plácido y seguro para recoger el XI Premio Internacional de Periodismo Mercedes Calles-Carlos Ballestero, que recayó en el artículo 'Una ballena varada en una playa', publicado en El País Semanal. En él reivindica mejores comunicaciones para la España periférica y denuncia situaciones como la de Extremadura, condenada al olvido y las pésimas conexiones.

El palacio de los Becerra, sede de la fundación, en la plaza de San Jorge, acogió anoche la entrega oficial del premio, con fuerte presencia institucional y cultural y un tema cardinal e irrenunciable: el tren. Todos los que tomaron la palabra lo reivindicaron y formó parte del audiovisual proyectado.

Montero mostró su entusiasmo por un galardón que, según dijo, había llegado en un bache en su carrera y le había «calentado el corazón». «Estoy feliz, estoy emocionadísima». Alabó el papel de la fundación y se detuvo en glosar detalladamente la belleza de Cáceres que tiene, a su entender «una gran coherencia histórica y arquitectónica». Desplegó su encanto de mujer vivida, y reconoció, para solaz del público, que la ciudad le gusta tanto que «a mis novios extranjeros, y he tenido unos cuantos, les traigo a Cáceres».

Tras la publicación del artículo, antes de concedérsele este premio dotado con 15.000 euros, la alcaldesa, Elena Nevado, preguntada por el mismo, mostró cierto disgusto por las palabras expresadas por la autora, Premio Nacional de Periodismo. Había interés en ver cómo se expresaría ayer Nevado. Y todo transcurrió en un tono de alabanza. «No hay malentendido cuando uno habla el lenguaje del corazón», dijo. Y como guiño al aplaudido tema de los novios guiris, le recomendó a la escritora volverse a enamorar de un extranjero.

Por la mañana Montero protagonizó una rueda de prensa en la sede de la fundación, en donde restó importancia a las palabras de la alcaldesa. Dijo que el artículo ganador «ha tenido mucha más vida después de ganar el premio, se ha compartido más y mucha gente me ha dicho cosas bonitas del texto». Reconoció ser consciente de que hay reivindicaciones que toman más fuerza cuando saltan a los medios. «Un buen periodista tiene que tener oídos, capacidad y empatía para poder ser una de las voces de su tiempo, con este artículo me he dado cuenta de que he podido dar forma pública y voz a una necesidad social, lo cual es siempre muy enriquecedor y muy serenador, te das cuenta de que tiene sentido ser periodista».

Luis Acha y Maritina Guisado, director y presidenta de la Fundación Mercedes Calles Carlos Ballesteros, la portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, y un buen número de representantes de la vida pública de Cáceres participaron en este concurrido acto.

Isabel Bravo, presidenta de la Asociación de Periodistas de Cáceres; Antonio Lucas, anterior premiado; Pablo Calvo, jefe de Información del diario HOY; Antonio Cid de Rivera, director de El Periódico Extremadura; José Manuel González Calvo, catedrático de Filología Hispánica y Lingüística General de la UEx; Diego Doncel, escritor; Juan Domingo Fernández Gómez, periodista, y Luis Acha, como secretario, además de Maritina Guisado, integraron el jurado que premió a Montero.