Arrancan los trabajos de ampliación y adecuación del Parque del Príncipe de Cáceres

Una pala excavadora de pequeño tonelaje, al fondo, comenzó ayer a abrir los primeros caminos . :: armando méndez/
Una pala excavadora de pequeño tonelaje, al fondo, comenzó ayer a abrir los primeros caminos . :: armando méndez

Los movimientos de tierra comenzaron ayer para una actuación que se prolongará hasta la primavera de 2020

J. CEPEDACÁCERES.

Más de 20 años después de que comenzasen las primeras, millonarias y polémicas expropiaciones, hasta superar el montante global de los 30 millones de euros invertidos por el Ayuntamiento de Cáceres a tal efecto, la cuenta atrás para la ampliación del Parque del Príncipe es ya una realidad. Ayer comenzaron los primeros trabajos de desbroce y movimientos de tierra con la entrada en acción de maquinaria. Una solitaria pala excavadora de pequeño tonelaje comenzó a cambiar la postal de esta parcela de 7,5 hectáreas destinada a engrandecer el que ya es el auténtico pulmón verde de la ciudad. Las coloridas estacas de madera utilizadas para la señalización topográfica, colocadas durante la pasada semana, marcan sobre el terreno las líneas maestras de una actuación que se extenderá durante 580 días con el objetivo de que la ampliación sea una realidad en la primavera de 2020.

Más información

Aunque todavía sin señalización de obra en las inmediaciones y con poco movimiento en lo que a recursos humanos y materiales se refiere, la de ayer fue la jornada que sirvió para activar una cuenta atrás que arrojará como resultado un parque renovado y que pasará a contar con 30,5 hectáreas. En esta ejecución se invertirán casi 3,9 millones de euros, de los que un 20 por ciento son aportados por el Ayuntamiento de Cáceres. El resto corre a cargo de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible, gracias a la cual la capital recibe 10 millones de fondos europeos. La obra ha comenzado a ser ejecutada por la unión temporal de empresas (UTE) configurada Sevilla Nevado, Sebastián Sevilla y José Carmona e Hijos. A pesar de que la licitación contemplaba en el pliego de condiciones dos años de plazo para la ejecución, la UTE adjudicataria se comprometió a rebajar los tiempos para acabar en poco más de un año y medio.

El proyecto contempla nuevos espacios, como es el caso de la Plaza Sur, a la altura de la calle Islas Canarias. Allí se habilitará un quiosco, una terraza y una zona de juegos infantiles. Otra de las joyas de la corona del proyecto atiende a la creación de cuatros estanques naturalizados. En total, una decena de estancias al aire libre y destinadas al recreo que mejorarán la oferta natural de esta zona verde. Entre las novedades existentes, el parque contará con un jardín geométrico que estará inspirado en pintores de renombre como Kandinsky, Klee o Vasarely. También se habilitará una pista de patinaje y áreas de merenderos, así como una zona de escalada y otros espacios de ocio, como es el caso de un mirador de atardeceres. La nueva construcción, que contará con nuevos accesos desde el R-66 y Aguas Vivas, se completa con más de 1.500 árboles y 39.500 metros cuadrados de superficie para arbustos, con otros 20.000 destinados a la zona de caminos para paseos.

Accesibilidad

Otra particularidad de la que gozará el remodelado Parque del Príncipe atiende a la política de accesibilidad. Una vez concluidos los trabajos, se tratará de una instalación accesible en un 90 por ciento. Se eliminarán, pues, barreras arquitectónicas aún existentes y se realizarán nuevas pavimentaciones.

Entre los vecinos de la zona, especialmente entre los de la calle Islas Canarias, cuyas viviendas serán las más cercanas a la zona de la ampliación, hay opiniones para todos los gustos. Hay quien teme que se altere aún más la tranquilidad ya rota por la cercanía de las pistas deportivas, habitual centro de reunión de los jóvenes. Es el caso de Basilia Plaza, quien muestra una especial preocupación: «Nos están quitando la vida. Esto se llena de gamberros por las noches y ahora con el parque será peor. No hay civismo. Iba a hacer reformas en casa, pero me lo voy a pensar porque no descarto irme».

Un mensaje más positivo y sosegado es el que manda Carmen Cabrerizo, vecina de la calle Islas Canarias desde hace 26 años y quien ve con buenos ojos la reforma del parque cacereño: «Aunque suponemos que las obras serán un poco molestas, todo lo que sea incrementar las zonas verdes es muy positivo para la ciudad, pero también hay que tener más en cuenta a la infancia porque muchas veces parece que priman más los perros que los niños», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos