Arranca el traslado de Pediatría a la quinta planta del San Pedro

La reestructuración de servicios tendrá un coste de 163.000 euros y se ejecutará en doble turno de trabajo si se necesita

M. M. NÚÑEZCÁCERES.

Arranca el traslado de la unidad de Pediatría a la quinta planta del hospital San Pedro de Alcántara. Lo hace con el proceso de contratación de unas obras que tendrán una duración de dos meses y que se llevarán a cabo en doble turno en caso de ser necesario.

El proceso se relaciona con los cambios en cadena que está generando la apertura el pasado mes de enero del nuevo hospital. Ello ha supuesto una reestructuración de los servicios sanitarios de la capital cacereña, que culminará en principio este mismo año con el cierre definitivo del hospital Nuestra Señora de la Montaña. Las especialidades que allí se desarrollan se han trasladado o se van a trasladar tanto al San Pedro de Alcántara como al nuevo centro del Cuartillo.

La Gerencia del Área de Salud de Cáceres ha optado por llevar al San Pedro de Alcántara Geriatría y Psiquiatría. Se ubicarán en la segunda planta. Mientras tanto, Alergología y Endocrinología van a la primera planta del materno, también en el San Pedro de Alcántara. Dicha planta corresponde al actual servicio de Pediatría, que incluye tanto el área de hospitalización como el hospital de día pediátrico.

La previsión es que el conjunto del materno-infantil, en bloque, se traslade del edificio actual al edificio principal. El Servicio Extremeño de Salud (SES) argumenta que Pediatría «por sus características y su funcionalidad debe estar próximo a las unidades de Neonatología (ubicada en la cuarta planta) y Partos (ubicada en la quinta planta)». Se habilita de esta forma un espacio compacto para que «tanto la hospitalización como la zona de aislados, añade el SES, como el hospital de día pediátrico» se mantengan en el ala de la quinta planta.

La inversión prevista por la Consejería de Sanidad para ejecutar esta intervención se eleva a algo más de 160.000 euros. Son exactamente 163.648 euros. El plazo para recibir ofertas en un concurso abierto se prolongará hasta el 3 de septiembre. Posteriormente se procederá a su evaluación, adjudicación y a continuación, una vez firmada el acta de replanteo, comenzará a correr ese plazo de dos meses en el que está fijada la ejecución de unas obras que se espera incluso poder acabar antes, en unos 45 días, según la memoria técnica. En la misma se incide en que la empresa adjudicataria debe fijar de forma precisa y clara la fecha de finalización de sus trabajos, que serán «en dos turnos» en caso de que se requiera.

Entre los cambios previstos se aborda la adaptación de la sala con la colocación de una cristalera frontal para el ciberaula, construir una zona de aislados, retirada de tabiques y sustitución del suelo de PVC por un nuevo pavimento vinílico antideslizante. También se renovarán los lavabos y se colocará un sistema de vigilancia en las habitaciones de aislado de tal forma que será posible su visualización desde el puesto de control.