Aprobado en Cáceres el convenio para el nuevo Centro de Emergencia Social

El guardián de los franciscanos, Francisco Arias, en el centro. :: a. m./
El guardián de los franciscanos, Francisco Arias, en el centro. :: a. m.

Es un local cedido por la comunidad franciscana donde los sin techo podrán pernoctar durante las olas de frío

REDACCIÓN CÁCERES.

El consejo rector del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS), reunido ayer, aprobó con los votos favorables del PP, la abstención de PSOE y Ciudadanos y la ausencia de CCTú, el convenio de colaboración con Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres para la puesta en marcha de un Centro de Emergencia Social dentro del Itinerario del Protocolo de la Ola de Frío 2018-2019, tal y como se anunció en la presentación del pasado jueves.

La concejala de Asuntos Sociales, Marisa Caldera, informó de que el convenio, que está dotado de una subvención de 19.610 euros y tendrá validez durante el periodo que duren las bajas temperaturas, pretende ser un «recurso de mínima exigencia» dirigido a las personas sin hogar o transeúntes de la ciudad de Cáceres que, por diversos motivos, no puedan disponer para pernoctar de los espacios ya existentes, fundamentalmente por la alta ocupación del Centro Vida, o también por el incumplimiento de las normas de dicho centro. Se requiere además que no dispongan de recursos económicos para sufragar el pago de otros servicios.

Solución provisional

El gobierno local recordó ayer que este Centro de Emergencia Social es «un proyecto temporal», que se pone en marcha mientras la ciudad no pueda contar con un centro de estas características de manera permanente. Se habilitará durante el protocolo establecido de Ola de Frío, del 1 de diciembre de 2018 al 31 de marzo 2019, un local con capacidad para ocho personas por día, seis hombres y dos mujeres.

Como ya se informó la semana pasada, el centro contará con espacios separados por sexos y albergará de 22.00 a 8.00 horas a las personas que deseen pasar la noche en un refugio digno. En el caso de que no exista disponibilidad de plazas, se tramitarán residencias temporales alternativas, tales como el albergue municipal o habitaciones en pensiones de la ciudad.

El local, que se habilitará en el Centro Ágora de la calle Ríos Verdes, ha sido cedido por la Fraternidad Franciscana San Antonio de Padua, institución que colabora por primera vez en el protocolo especial de atención a las personas sin hogar. El centro dispondrá del personal que asegure la recepción, salida, seguridad y control del centro y que, asimismo, apoye en la limpieza y servicio de desayuno.

 

Fotos

Vídeos