«El apellido pesa al principio, pero lo superas y lo llevas con orgullo»

Patricia Kraus actuará el próximo domingo en Cáceres. :: hoy/
Patricia Kraus actuará el próximo domingo en Cáceres. :: hoy

La artista presentará el próximo domingo en El Corral de las Cigüeñas su disco 'Ecos', con versiones de sus canciones talismán

CRISTINA NÚÑEZ CÁCERES.

Al principio le pesaba su apellido, porque no es uno cualquiera, sino el de un gigante. Patricia Kraus (Milán, 1964) mamó la música lírica por vía paterna y en interminables viajes por los teatros más importantes del mundo. Pero luego hizo su propia carrera y experimentó la música de una forma personal, desde la composición, la interpretación y la producción. El próximo domingo a las 20 horas llega al Corral de las Cigüeñas, en donde interpretará temas de su último disco, Ecos (2016), un homenaje a esas canciones enraizadas a su corazón desde siempre, como 'Alfonsina y el Mar', 'Volando voy' o 'Óleo de mujer con sombrero'. Este trabajo cuenta también con dos temas escritos por ella que no faltarán, igual que otros trabajos de anteriores discos. Patricia Kraus representó a España en el festival de Eurovisión en el año 1987, en momentos bajos en los que no había fiebre eurovisiva como ahora. 'No estás solo' obtuvo un respetable noveno puesto de una tabla de 22 países.

-¿Cómo surge este disco tan especial?

-Llevamos ya dos años con este disco. Hemos podido viajar con él fuera de España y contactado con mucha gente de Latinoamérica y también en Estados Unidos donde hay una comunidad hispana muy importante. Significa volver a una época en donde escuchaba mucha música en mi casa, escuchaba mucha música en la radio cuando era pequeña. Es una forma de conectar con esa música de raíz. Yo soy una música muy heterogénea pero tengo una parte importante de raíces latinas.

«Cuando yo fui a Eurovisión no había este fenómeno eurofan, estaba un poco de capa caída»

-¿Cómo se reinterpreta 'Entre dos aguas', una canción tan mítica?

-Desde pequeña me gustan mucho los instrumentistas, soy súper fan de Paco de Lucía. Le hago un pequeño homenaje con una versión muy especial en donde la parte de la guitarra con algunas frases en scat del maestro, y es mi manera de verlo. Ha sido muy bonito todo el proceso del disco.

-Ha experimentado con distintos estilos. Una carrera musical muy variada.

-Yo empecé en el mundo del pop. Se me dio una oportunidad en Eurovisión en el año 1987 y he intentado ser siempre una persona inquieta. Yo soy vocalista, lo que me gusta es cantar y trato de desarrollar al máximo mi voz siendo muy libre. Es cierto que pagas un precio muy alto por hacer lo que tú crees que tienes que hacer, porque conlleva estar al margen de circuitos comerciales. No es una carrera fácil pero yo me siento plenamente realizada.

-¿Qué papel ha tenido la lírica en toda esta carrera?

-Para mí ha sido una influencia muy grande el hecho de que de pequeña haya podido viajar de teatro en teatro por todo el mundo y viendo ese paisaje alrededor de mí. Es un universo que me acompaña y que me ha influido mucho.

-¿El apellido le ha pesado mucho?

-El apellido pesa al principio, en los inicios, pero luego es algo que tú superas. Al principio genera prejuicios, pero después, a través del tiempo, todo eso tienes que manejarlo. Para mí es un orgullo.

-¿Cómo fue representar a España en Eurovisión en 1987?

-Cuando yo fui a Eurovisión no había este fenómeno eurofan, estaba un poco de capa caída. Fueron unos años en los que España no hacía mucho por destacar. Fuimos allí enviados de aquella manera, creo que no fui muy consciente. Tenía 22 años y me pareció muy interesante comprobar la visión que se tenía sobre España. A nosotros nos colocaban con Turquía, Grecia y Portugal los ensayos a las nueve de la mañana, y Alemania y otros países más grande por la tarde, a mejor hora. Íbamos allí un poco a verlas venir. Después pensé que nunca iba a hacer nada de lo que no estuviera plenamente convencida.

-Pero la canción era suya.

-Sí, pero yo la compuse para un LP, ellos eligieron esa canción, pero de alguna manera me marcó en el sentido de intentar gestionar mis cosas.

-El look era muy llamativo.

-Fuimos un poco pioneros, porque en esa época no se trabajaba tanto el aspecto. Fuimos muy rompedores, precursores en llevar un aspecto arriesgado. El corpiño, que era súper estrecho, lo hicimos en Roma, con Valentino. Hicimos nuestro propio maquillaje, no el de la organización e impactamos en ese sentido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos