La ampliación del Helga de Alvear se entrega el 23 de junio

Los jardines de Helga de Alvear crearán una zona de esparcimiento en la zona. :: lorenzo cordero/
Los jardines de Helga de Alvear crearán una zona de esparcimiento en la zona. :: lorenzo cordero

Tras la conclusión de los trabajos se abordará el periodo de musealización, que se prolongará durante al menos medio año

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

La impresionante estructura de columnas blancas de la ampliación del Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear ya forma parte del paisaje de la calle Camino Llano y de la Plaza Marrón. Tras más de tres años y medio de obras desde su inicio en septiembre de 2015, ya hay una fecha de terminación de la misma. El próximo 23 de junio está previsto que se entreguen estos trabajos, lo que supone su finalización oficial. María Jesús Ávila, gerente de la fundación, resaltó ayer que aunque siempre hay que tener en cuenta los imprevistos no hay nada que indique que no se pueda cumplir este plazo.

Miguel Madera, el arquitecto y coordinador técnico del proyecto, firmado por el arquitecto Emilio Tuñón, indicó que esta ampliación está terminada «a un 80%». La fundación celebró ayer una reunión de su patronato en la que se expusieron todos estos plazos. Además de ello se aprobaron medidas complementarias que acompañan a esta remodelación.

Aunque la parte de Camino Llano ya muestra su aspecto definitivo, la entrada por Pizarro aún se encuentra con los andamios colocados. Queda una parte de los exteriores pero, sobre todo, los acabados interiores: suelos y carpintería de madera. Aunque el tratamiento museográfico ya no es materia que aborde la coordinación técnica de la obra, tal y como explicó Miguel Madera, sí que se intenta «ponérselo fácil». La inauguración del Centro de Artes Visuales Helga de Alvear tras su ampliación contará con una exposición de gran calado, acorde con el hito de ver completado el recinto que acogerá las más de 2.000 obras de la coleccionista alemana.

Los plazos que se manejan para la apertura de este centro de arte contemporáneo es de aproximadamente medio año más desde la terminación de la estructura. Entre finales de 2019 y principios de 2020 se podría ya disfrutar de los 5.000 metros de salas expositivas y de los 8.000 metros de jardín, aunque Ávila indicó que hoy por hoy no se puede dar una fecha exacta.

Para Madera el plazo de entrega «es más que razonable». Aunque en un primer momento se hablaba de 2018 como fecha de terminación de las obras, algunos imprevistos al principio de los trabajos hicieron que estos sufrieran algún retraso. «Arrancamos la obra en esta legislatura y la terminamos en la misma, que yo creo que es algo que no está mal», indica este arquitecto.

Jardín

Es precisamente el jardín es el elemento en el que se trabajará en las próximas semanas y que en breve podrán ver los cacereños. La primera parte que se va a llevar a cabo va a ser la zona de Camino Llano, en donde se van a poner los peldaños de granito y se acondicionará la rampa. A medida que se retire el material acumulado en la parte superior se trabajará para crear «un pequeño espacio libre para un vecindario que no tiene ese desahogo», explica Madera. La zona ajardinada se dejará abierta durante el día, aunque por la noche se cerrará por motivos de seguridad. La idea es que el jardín pueda ser disfrutable sin necesidad de que el visitante acceda al recinto en el que se mostrarán las exposiciones. El área de Camino Llano y Plaza Marrón carece de zonas verdes próximas y áreas de esparcimiento. Se trata de una zona caracterizada por un urbanismo algo caótico y con poco encanto.

El actual edificio de la Casa Grande, germen de la fundación, se inauguró en el año 2010 tras una obra que se extendió cinco años. Este entorno cambiará sus usos actuales y se convertirá en un área administrativa, con aulas y biblioteca.

El presupuesto que se ha dedicado a esta obra es de 10 millones de euros, la mitad de los cuales los aporta la Junta de Extremadura y otros cinco corren a cargo de la propia fundación.