CÁCERES

Amigos y familiares de Antonio Población se despiden de él en su entierro

Misa funeral de Antonio Población. :: Jorge Rey/
Misa funeral de Antonio Población. :: Jorge Rey

S. L. CÁCERES.

«Estoy aquí porque creyó en mí cuando empezaba a torear y eso siempre se lo voy a agradecer», comentaba ayer el matador Manuel Bejarano, director de la Escuela Taurina de Cáceres, cuando terminó la misa funeral en la que algunos amigos y familiares de Antonio Población se despidieron de él. El torero, al que apoderó Población, había ido a visitarle hace unos meses a la residencia geriátrica de Casas de Don Antonio, en donde estaba ingresado y en donde murió con 67 años.

Los asistentes señalaron que cuando al constructor de obras le fueron bien las cosas ayudó a mucha gente. Aseguraban que fue un peculiar personaje de Cáceres, que además de dedicarse a construir edificios fue empresario taurino en Extremadura, en Colombia y Ecuador.

Llegó a tener mucho dinero y era famoso por ser espléndido y muy popular, estando a punto de ser concejal del Ayuntamiento de Cáceres. Hace cerca de una década empezó su caída al arruinarse. En 2015 Hacienda señalaba que tenía una deuda pendiente de un millón y medio de euros.

 

Fotos

Vídeos