Un alumno del García-Téllez, en la élite de la robótica

Alejandro Torrejón con los profesores José Mª. Delgado, Juan C. Obregón y Francisco Redondo. :: j. rey/
Alejandro Torrejón con los profesores José Mª. Delgado, Juan C. Obregón y Francisco Redondo. :: j. rey

El cacereño Alejandro Torrejón representa a España en las Olimpiadas Internacionales de Formación Profesional que se disputan en Rusia

LAURA ALCÁZAR CÁCERES.

El cableado de un armario eléctrico de control para automatizar un proceso industrial, le ha valido a un cacereño de 19 años, Alejandro Torrejón, alumno del IES Javier García Téllez, para ser quien defienda a nuestro país en la competición internacional 'WorldSkills'. Se trata de una especie de Olimpiadas de la formación profesional que pretenden difundir las excelencias de sus distintas ramas profesionales y que se disputarán en la ciudad rusa de Kazán del 22 al 27 de agosto.

Alejandro está a punto de finalizar el segundo curso del Ciclo Superior de Robotización y Domótica que se imparte en este centro de la ciudad. Antes de llegar hasta aquí, ha tenido que competir con sus compañeros de clase, con otros alumnos extremeños y con los finalistas de 13 institutos del país que el pasado mes de marzo se vieron las caras en Madrid en la 'SpainSkills', la fase nacional del certamen. El brillante alumno se hizo con la medalla de oro en la modalidad en la que concursaba, control industrial, que le ha abierto las puertas a las pruebas internacional y europea, esta última, el próximo año.

El joven superó en tres días el ejercicio real propuesto por Siemens, patrocinador de esta disciplina través de su división de educación. Se trataba de resolver un ejercicio práctico que planteaba una maqueta virtual con un armario físico donde programar y conectar una serie de componentes electrónicos para automatizar un escenario industrial. «La idea es recrear un proceso lo más parecido al que se puede encontrar en cualquier empresa del sector industrial», precisaba uno de sus profesores, José María Delgado.

Alejandro compagina ahora las prácticas profesionales del ciclo formativo con la preparación de la competición internacional. Por las mañanas participa en el diseño del prototipado de una cocina automatizada en la universidad, con la empresa Motion Capture, y las tardes las dedica a entrenar en el instituto, donde realiza en clase el montaje de los componentes electrónicos sobre paneles físicos, bajo las directrices marcadas por Siemens para Rusia. En casa, también sigue practicando la parte de programación por ordenador. Y es que esta vez la prueba es física y no virtual, y se desarrollará en cuatro jornadas en lugar de en tres como el 'SpainSkills', «con un cableado mucho más complejo en un armario entero», explicaba el joven. Tanto él como sus tutores se plantean el 'WorldSkills' como un entrenamiento para la competición europea. «Quiero dar lo máximo aquí e intentar quedar de cuarto o quinto para arriba porque ya estamos hablando de un mundial y es una competición muy grande». En esta fase internacional se dan cita competidores de 60 países en unas 56 ramas de formación profesional.

En cuanto a su futuro laboral, ya en la recta final del curso, Alejandro tiene dudas profesionales. Sus profesores ensalzan su marcado perfil técnico y le animan a seguir formándose, «futuro tiene todo el que quiera», le auguraba Juan Carlos Obregón. Precisamente, el joven baraja complementar sus estudios con el Ciclo Superior de Mecatrónica Industrial que se imparte en Mérida, relacionado con la fabricación mecánica. «Son perfiles que se complementan muy bien a nivel de los profesionales que demanda Industria hoy día», matizaba José María Delgado.

El equipo docente del ciclo de robótica y la dirección del García Téllez llevan ya varios años volcados en la preparación de estas olimpiadas de la formación profesional en las que van atesorando experiencia y cosechando éxitos. Y es que ésta es la segunda vez que representan a la región en la 'SpainSkills'.