Dos agrupaciones urbanísticas pugnan por explotar en Cáceres el parque comercial junto a Carrefour

Terrenos en los que se pretende desarrollar el parque comercial de medianas empresas. :: hoy/
Terrenos en los que se pretende desarrollar el parque comercial de medianas empresas. :: hoy

La Labradora está constituida por Pronorba como propietario principal y la Junta estudia su inscripción en el registro, tras contactar con el Ayuntamiento

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Una segunda agrupación de interés urbanístico denominada La Labradora se propone explotar el parque comercial de medianas empresas que se proyecta junto a Carrefour. El lío entre propietarios de los terrenos vive así un nuevo capitulo con la constitución de dicha agrupación el pasado 10 de diciembre sobre la base de una propiedad del suelo muy diferente a la que aparece en el expediente que se tramitó en el Ayuntamiento y que pasó por pleno con la aprobación de la consulta de viabilidad.

La empresa Pronorba se atribuye el 55 por ciento del suelo que se quiere edificar, con un total de 22.441 metros cuadrados. Lo que hace, sobre esa base, es pedir a la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio su inscripción oficial en el registro.

El proceso de tramitación del parque de medianas arrancó con la presentación en marzo de 2017 de la consulta de viabilidad. Fue aprobada en mayo de ese año en pleno con la única abstención de Podemos-CáceresTú. Meses después, en noviembre de 2017, Pronorba presentó una primera alegación. Fue ignorada y semanas más tarde el propio Consistorio se adhirió con más de 9.000 metros cuadrados a la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) Comercial Ruta de la Plata, de la que Pronorba no forma parte. Podemos, de nuevo, votó en contra mientras que Pronorba comunicó por escrito al Ayuntamiento que consideraba «imposible» la viabilidad de la agrupación existente. Ahora, la promotora da un nuevo paso. Constituye con los correspondientes estatutos y documentación una nueva AIU e insta a la Junta de Extremadura a pronunciarse. Es decir, la administración regional se ve en la tesitura de admitir la documentación y aceptar que la nueva Agrupación cumple los requisitos o por el contrario rechazarlo.

Desde la Consejería de Medio Ambiente se indicó a consultas de HOY que la inscripción o no en el denominado Registro de Programas de Ejecución y Agrupaciones de Interés Urbanístico «se encuentra aún en trámite de contestación».

Se ha hecho un requerimiento a Pronorba en relación a la inscripción catastral y la Junta de Extremadura sostiene que, por ahora, la empresa «solo ha podido aportar solicitud a Catastro efectuada a partir del requerimiento de esta Administración, sin que conste -matiza- que conste actuación anterior al respecto».

El presidente de la recién constituida nueva agrupación es Rodolfo Orantos, director gerente de Pronorba, que firma el escrito que se presentó ante la Junta para la inscripción de la misma ante el registro. Orantos eludió entrar en detalles al requerirle este diario su punto de vista. Tampoco se pronuncia sobre si el caso se encamina a un contencioso judicial.

Pronorba, según la documentación que ha tenido entrada en la Junta y el Ayuntamiento, se considera propietaria de más de la mitad del suelo y por tanto con plenos derechos para liderar la puesta en marcha del proyecto, del que se ve apartada.

Además, avala su postura con la certificación del registro de la propiedad (en total contaría con 120.000 metros cuadrados en la zona), el plano de la finca y las georreferencias topográficas.

Nuevo reparto

Con el nuevo reparto del suelo que plantea la AIU La Labradora, Pronorba tendría la mayoría con esos más de 22.000 metros cuadrados sobre el total de los 40.413 que, entiende, constituyen la base del proyecto para levantar el futuro parque de medianas superficies. En el expediente que se tramita en el Ayuntamiento por contra se alude a 38.709 metros cuadrados.

El Ayuntamiento y Fernando Jiménez tendrían unos 9.000 cada uno; los Hermanos Guisado, más de 10.000 e Híper Tambo, casi 13.000. Las cifras se ven muy reducidas en el documento que exhibe la otra AIU, lo que pone a la Junta en una tesitura.

Medio Ambiente destaca que no puede hacer más que «seguir el procedimiento administrativo» sin que de momento se pueda anticipar su resolución. Ya se ha notificado la situación creada tanto al propio Consistorio como a la agrupación urbanística inicial que hizo la propuesta para levantar el parque comercial hace dos años.

El Consistorio pasaría de tener 9.637 metros a solo 851

«Vendrán empresas del textil, deporte y electrodomésticos. Tiene un papeleo enorme pero estoy convencida de que en 2018 veremos cómo se ejecuta». Lo decía la alcaldesa en un pronóstico arriesgado que no ha llegado a cumplirse sobre la puesta en marcha del parque de medianas junto a Carrefour. Era noviembre de 2017. Posteriormente se conoció el bloqueó de Pronorba a cuenta de los terrenos y fue la propia Elena Nevado la que lamentó que cualquier proyecto que se presenta en Cáceres acaba teniendo inconvenientes. Según la nueva agrupación urbanística, el Ayuntamiento no tendría los 9.637 metros cuadrados que se atribuye sino solo 851.

Ello supone tan solo un 2,1 por ciento de la propiedad. Híper Tambo tendría 2.704 metros cuadrados y un 6,6 por ciento; la familia Guisado un 5,6 por ciento con 2.287 metros y Fernando Jiménez Escandón un 20,4 por ciento y 8.267 metros. Según la Junta, todos ellos y el Ayuntamiento niegan cualquier derecho de propiedad a Pronorba.

Más