Afiliados de la ONCE explotan un huerto