La adjudicación de Las Noches del Baluarte en Cáceres se anula al estar la misma persona tras dos ofertas

Una de las actuaciones en el Baluarte de los Pozos en la edición de 2018./HOY
Una de las actuaciones en el Baluarte de los Pozos en la edición de 2018. / HOY

El Consistorio deja sin efecto el contrato con La Mala Hostelería SL por 11.950 euros, el doble del coste de 2018 y sin justificar, advierte Intervención

M. M. NÚÑEZ

Tres empresas en un mismo concurso municipal y la misma persona detrás de dos de ellas. Lo advierte la Intervención del Ayuntamiento de Cáceres en un informe que firma su máximo responsable el pasado 30 de mayo y que ha obligado a rectificar en la adjudicación del contrato. Afecta a uno de los grandes referentes del verano en la capital cacereña, Las Noches del Baluarte. Se trata de un ciclo de actuaciones musicales, de humor... que se celebran cada sábado del mes de agosto en el Baluarte de los Pozos.

La Junta de Gobierno local adjudicó el contrato de la edición de 2019 por 11.950 euros. Es casi el doble del coste del mismo espectáculo el año anterior, cuando se presupuestó en solo 6.000. Ese detalle fue advertido, sin encontrar explicación al desajuste, por el área de Intervención. La adjudicación acordada por la Junta de Gobierno se produjo el 24 de mayo. De hecho, se llegó a informar de la misma a los medios en rueda de prensa. Sin embargo, el Consistorio la deja sin efecto tras comprobar que se han producido varias irregularidades. La principal es que detrás de dos de las tres empresas que concurrieron está la misma persona, lo que conculca el principio de libre concurrencia, corrobora la Intervención municipal.

La mercantil La Mala Hostelería SL se adjudicó por 11.950 euros el servicio de 'Organización y Desarrollo del Ciclo de Música Noches del Baluarte 2019».

Lo hizo, según el parecer de la Secretaría General, de acuerdo a la Ley de Contratos del Sector Público al ser «la oferta económica más ventajosa» para la administración.

No obstante, el área de Intervención introduce algunos matices. En el mismo concurso también participó Hostelería Obispo SL. «Se observa que ambas empresas tienen un común administrador, por lo que conculcaría la concurrencia para la adecuada selección de la propuesta de gasto», se avisa al equipo de Gobierno. Según figura en el registro, la persona que ejerce como administrador solidario lo es en Hostelería Obispo desde el 20 de junio de 2016, mientras que en la entidad que resultó adjudicataria figura desde el 8 de enero de 2018.

En este concurso participó una tercera mercantil que tampoco cumplía con los requisitos exigidos, según el informe de Intervención. Se trata de Delicatessen Las Acacias que, en principio, «no acredita –se apunta– la capacidad para la organización del evento, teniendo en cuenta que se trata de una empresa supuestamente dedicada al comercio al por menor de alimentos». De esa forma, «no podría considerarse para la adjudicación» al no cumplirse el artículo 32 de las Bases de Ejecución del presupuesto municipal.

El informe de Intervención resulta escueto pero contundente. En apenas una veintena de líneas desvela la sucesión de incumplimientos e irregularidades producidas en este concurso. Incide, también, en la necesidad de hacer referencia «al precio de esta propuesta»:«Duplica prácticamente el de la edición del anterior sin que se acredite el motivo de dicho incremento».

A la vista de ello, el Ayuntamiento ha optado por dejar sin efecto la adjudicación propuesta a La Mala Hostelería SL.

Ahora la celebración en la antigua Judería del ciclo de humor y música queda en el aire, ya que a la premura de tiempo para una nueva adjudicación se suma que esa parte de la muralla se espera que esté en obras para el mes de agosto. El anterior Gobierno barajó su traslado al Foro de los Balbos.