El acto del Lignum Crucis celebra su XV aniversario en la Cruz Blanca de Cáceres

El acto de recuerdo del Lignum Crucis se celebró ayer. :: a. méndez/
El acto de recuerdo del Lignum Crucis se celebró ayer. :: a. méndez

REDACCIÓN

Quince años desde el inicio del acto del Lignum Crucis, que recuerda la permanencia en Cáceres de dos fragmentos de la denominada Cruz de Jesucristo. Ayer se conmemoró en la capilla de la Cruz Blanca el aniversario de esta cita. Fue el 11 de enero de 2004 cuando la Hermandad del Cristo Negro iniciaba la realización de este acto religioso. Se iniciaba en la capilla denominada popularmente de la excomunión, por el «castigo» que el Papa certificó a Don Bernardino de Carvajal por sustraer sin permiso un fragmento de dicho madero procedente de Jerusalén que con el tiempo coincidiría en dicha capilla con otro fragmento traído de Malta, según explica la hermandad del Cristo Negro. Esta construcción está levantada en el patio interior del palacio de los Duques de Abrantes, construido en el siglo XVI por Juan de Sande Carvajal. Dicho palacio fue vendido a una cadena hotelera y desde 2018 este acto se realizó en la capilla de los hermanos de la Cruz Blanca.

Cada año el domingo del bautismo del señor se realiza este acto público sencillo para recordar a los cacereños la permanencia en nuestra ciudad de un símbolo destacado de la religión católica.

 

Fotos

Vídeos