Cs se acerca al PSOE en Cáceres, que confía en cerrar un acuerdo en las próximas horas

Un momento de la reunión celebrada este lunes en la sede local del PSOE. :: LORENZO CORDERO/
Un momento de la reunión celebrada este lunes en la sede local del PSOE. :: LORENZO CORDERO

Luis Salaya asume las propuestas de la formación naranja y este martes continuarán las negociaciones

MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Han tardado en encontrarse pero por fin lo han hecho. Ciudadanos se acerca al PSOE justo una semana después de abrir la negociación con el PP para lograr un acuerdo municipal. Los populares no han vuelto a tener noticias de la formación que lidera en Extremadura Cayetano Polo. Cs puso sobre la mesa un paquete de medidas de obligado cumplimiento y el portavoz y número 1 del PP, Rafael Mateos, dijo minutos después de salir de la sede de su partido tras hablar con Francisco Alcántara el lunes 3 que todas ellas eran asumibles. Este lunes puntualizó que sobre alguna había pedido más información, pero lo cierto es que los últimos ocho días han sido de más silencios que palabras entre los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera.

Mateos incluso se tomó un descanso durante el fin de semana y este lunes admitió que no había recibido ninguna comunicación para nuevas conversaciones que deberían haberse retomado días atrás.

Noticias relacionadas

Por contra, el PSOE pasa a la acción. Este lunes recibió a Cs en su sede de la plaza de Noruega y las delegaciones de ambos partidos salieron del encuentro cargados de buenas palabras tras unas dos horas de conversaciones. De hecho se han emplazado a una nueva ronda de negociaciones esta misma tarde, en principio en el mismo lugar.

Luis Salaya, candidato socialista a la alcaldía, reseñó a HOY que no ve ningún obstáculo en las cuestiones programáticas que Ciudadanos exige para facilitar su investidura. Incluso la rebaja fiscal no le parece inconveniente, ya que le daría la posibilidad de hacer pedagogía política ante sus militantes y mostrar su cintura política. Sería una forma de decir que, pese a ser partidario de no reducir impuestos para no perder prestaciones sociales o inversiones, sí podrían llegar a ello con el fin de garantizar un gobierno estable. Para Salaya la fórmula idónea más allá del pacto entre ambas formaciones es que también Ciudadanos participe en el nuevo Ejecutivo local que presidiría él. En este sentido, Francisco Alcántara ya dijo la misma noche del 26-M que un objetivo era estar en los órganos de decisión, es decir, que Cs entraría en el nuevo Gobierno.

Otras versiones más matizadas desde el partido naranja aclaran que una opción válida también sería permitir que gobierne la lista más votada, la del PSOE en este caso, y dedicarse a hacer oposición.

Fue la senda elegida en 2015 con Cayetano Polo como cabeza de lista y en Ciudadanos creen haberla rentabilizado, tanto con el desgaste propinado al PP como al visualizar su labor opositora.

De la reunión, Salaya salió diciendo que había permitido un acercamiento a Ciudadanos en pos de la opción de gobierno que más interesa a la ciudad, la que más estabilidad da y la que también recoge ese deseo de cambio que han expresado los ciudadanos con su voto. Hay un añadido, que se suma a la buena voluntad del PSOE de asumir las famosas 25 propuestas de Cs. Se trata del papel que tienen los socialistas en otras instituciones que también gobiernan. «Hemos sentado las bases de una buena relación. Nuestra prioridad es que Cs entre en el Gobierno para materializar los cambios que Cáceres requiere. Hemos hablado de programas, pero también de proyectos que dependen de otras administraciones», resalta el líder socialista.

En este sentido, el PSOE se compromete a apostar por varias infraestructuras pendientes y que tomarán impulso. Salaya cita la autovía Cáceres-Badajoz, la alta velocidad ferroviaria a su paso por la capital cacereña, el aeródromo, la segunda fase del hospital y el abastecimiento de agua. Desde el PSOE no se mencionan aún cuestiones relacionadas con liberaciones o repartos de concejalías. La más apuntada es la posible de Francisco Alcántara como titular de Economía. También suena la de Ñete Bohigas, tanto con PSOE como en un hipotético acuerdo con el PP, para Deportes. «Hemos quedado para mañana. Soy optimista», incide Salaya. Según él, un posible pacto puede ser cuestión de horas. «No sé si será mañana o el viernes por la noche», quiso matizar más adelante.

Desde Cs se insiste en que la reunión solo trató sobre las medidas que piden para gestionar la ciudad. Alcántara se muestra «satisfecho».

«Fue una reunión muy cordial, con reflexiones sobre lo que creemos adecuado para Cáceres». El número 1 de la lista se remitió a la nota de prensa de su partido para no entrar en más valoraciones particulares. PSOE y Cs seguirán hablando en las próximas horas. El tiempo se les va de las manos.

Mateos dice que no votará a Alcántara

No habrá apoyo del PP a Cs para que su número 1 de la lista municipal sea alcalde. Así lo reconoció ayer el candidato popular, Rafael Mateos. Reivindica para su partido el papel que le han otorgado los cacereños en las elecciones. Descarta un posible apoyo de los siete concejales del PP a Francisco Alcántara para que, en el engranaje de los pactos poselectorales, un posible acuerdo de partidos suponga que el bastón de mando se lo queda la formación naranja. «El PP ha liderado las negociaciones y debe liderar el Gobierno», opina Mateos. En el PP se admite que tras la primera reunión formal con Cs el pasado lunes, no ha vuelto a haber negociaciones. La prioridad para el PP es liderar un gobierno con Cs que apoye a su vez Vox. «No planteamos otra opción», apunta. No habrá por tanto voto del PP para Alcántara como alcalde, avanza. «No tiene ningún sentido que una capital de provincia la gobierne la tercera fuerza política». Francisco Alcántara no quiso valorar ayer ese pronunciamiento y se remitió a las directrices de Cs a nivel nacional.