La ginecóloga que atendió a la joven fallecida tras una cesárea declarará como investigada

Nagore Orcera./
Nagore Orcera.

Nagore Orcera, de 30 años, falleció el pasado 24 de agosto a causa de una fuerte hemorragia que no pudo ser controlada

CRISTINA NÚÑEZCáceres

La ginecóloga del hospital San Pedro de Alcántara que estuvo al frente del equipo que atendió a Nagore Orcera, fallecida el pasado agosto tras serle practicada una cesárea, declarará como investigada (antigua figura de imputada) el próximo lunes en el Juzgado de Instrucción número 3 de Cáceres. Orcera, de 30 años, falleció el pasado 24 de agosto a causa de una fuerte hemorragia que no pudo ser controlada. La mujer, madre de otra niña de cinco años, dio a luz a un niño sano.

La familia de esta joven interpuso el pasado 7 de febrero una querella criminal por entender que había habido «una clara falta de atención por parte del personal sanitario». Según explica el letrado de la familia, Daniel López Vivas, los informes médicos de lo que sucedió ese día no se corresponderían con la realidad y hubo una sucesión de problemas «en cadena». Por ejemplo, argumentan que la mujer fue trasladada a planta justo después de la cesárea, sin pasar por reanimación, o que no se contara con anticoagulante. La joven fue operada y se le extrajo el útero, pero no pudo salvársele la vida. Este abogado indica que aunque la responsabilidad en estos casos no suele ser de una sola persona, los procesos penales se inician con un imputado.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) defendió el trabajo hecho por los médicos, una vez que se revisaron todos los pasos dados.