El doble búnker del nuevo hospital se ejecutará en seis meses y se contrata por 1,5 millones

M. M. N.

Seis meses es el plazo marcado para la ejecución del proyecto de doble búnker para oncología radioterápica del nuevo hospital. La contratación de la obra arrancó ayer por parte del Servicio Extremeño de Salud (SES). Dispone de un presupuesto de 1.583.547 euros. Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta el 25 de mayo.

La redacción del proyecto corresponde al arquitecto Rafael Mesa Hurtado. La obra, sostiene, «se inserta como una pequeña ampliación hacia el este» del centro sanitario que ya se está construyendo sobre una superficie de casi 146.000 metros cuadrados en la finca del Cuartillo.

La zona de ampliación de ese doble búnker se ha perfilado en planta semisótano «como espacios complementarios al área de oncología» y como añadido a un área de instalaciones en planta baja. La parte de reforma prevista «consiste -según el proyecto- en demolición de fachada de conexión y modificación y apertura de nuevas ventanas».

La obra incluye la ubicación del doble búnker, cabinas y aseo adaptado, sala de control de aceleradores y almacén en planta semisótano, así como instalaciones en planta baja.

Se utilizará hormigón de hasta 3.200 kilos por metro cúbico y las puertas de entrada a las salas tendrán blindajes de plomo y sistema de seguridad con células fotoeléctricas.

Para cada búnker se ha previsto un hueco en cubierta. La distribución inicial de tratamientos previstos es de 100 pacientes por día. Habrá dos aceleradores lineales aunque el proyecto recoge un acelerador completo y la totalidad de instalaciones para un segundo acelerador que se montará en posteriores fases. La distribución de espacios se desarrolla en 609 metros cuadrados de los que cada búnker ocuparía 74. La ejecución material supera el millón de euros y los gastos generales rondan los 209.000.