Condenada por robar en una casa de Coria en la que trabajaba de asistenta

Durante cuatro años se apoderó de joyas y dinero, por valor de 6.780 euros

ELADIO PANIAGUA

Durante cuatro años ha trabajado como empleada de hogar en una casa de Coria y a lo largo de ese tiempo se apoderó de dinero y joyas mientras los propietarios estaban ausentes. El Juzgado de lo Penal número 1 de Plasencia ha condenado a una mujer, M.C.V.L, a la pena de dos años de prisión por un delito continuado de robo con fuerza en las cosas en casa habitada y a indemnizar a las víctimas, J.A.S.G. y M.D.S.A. con 6.780 euros.

Según indica la sentencia del Juzgado de la Penal número 1 de Plasencia, con fecha 18 de enero, entre 2010 y 2014 cuando la empleada sabía que los dueños de la casa no estaban, entraba en su interior haciendo uso de las llaves del domicilio que poseía para poder desempeñar sus tareas. Según la sentencia, se apoderó de diversos efectos, como un sobre con 300 euros, un traje de bautizo así como de joyas de oro que se encontraban en una caja metálica con cerradura y en el fondo de un armario, para lo que utilizó una llave que su propietario guardaba dentro de una caja en el interior de una cómoda.

Las joyas sustraídas eran pendientes, cadenas, alianzas, crucifijos, anillos, etcétera. La acusada las vendió las joyas en diversos establecimientos de compra venta de oro de la localidad. La familia propietaria de la casa explicó a este periódico que los efectos sustraídos han sido valorado en unos 10.000 euros.

Por todo ello, M.C.V.L. ha sido condenada a dos años de prisión y a pagar una indemnización de 6.780 euros. Sin embargo, el juzgado aceptó la petición de suspensión de la ejecución de la pena de prisión formulada por la defensa. Así, se suspende la pena de prisión dentro de un plazo de tres años y seis meses siempre que la acusada no delinca y pague la indemnización en 30 plazos mensuales.