Le acusan de simular ser abogado para hacer una estafa

El supuesto abogado falso y Nuria P.G., la otra acusada/
El supuesto abogado falso y Nuria P.G., la otra acusada

Consiguió que le dieran 25.000 euros en connivencia con una falsa procuradora, acusada de más fraudes

SERGIO LORENZOCáceres

«Es imposible que mi cliente se hubiera hecho pasar por abogado, ya han visto en el juicio cómo se explica», indicó ayer el abogado defensor de Juan Antonio B. A., del que señaló que es un chatarrero que prácticamente no sabe ni leer ni escribir.

Para la fiscal, sin embargo, Juan Antonio no es realmente tan torpe. Sostiene que el 8 de mayo de 2012 se puso en contacto con un hombre que debía dinero a un banco por un préstamo mercantil. Juan Antonio iba acompañado por una mujer, Verónica A. L., también encausada. Ambos se aprovecharon del delicado estado de salud del deudor y se presentaron como si él fuera un abogado y ella la procuradora. Le convencieron de que se cancelaría la deuda si les entregaba 25.000 euros. Lo hizo.

Según la acusación pública, quien maquinó la estafa fue Nuria P. G. que también se sentaba ayer en el banquillo de acusados.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres también la acusa de haber ideado otra estafa, en este caso a una mujer mayor vecina de una localidad del norte de la provincia de Cáceres. Sabía que la mujer había realizado importantes compras de colecciones de libros y DVDs, y se ofreció a gestionar su reventa al asegurarle que estos productos se habían revalorizado. Le indicó que para hacer la operación tenía que hacer dos trasferencias bancarias, que realizó en marzo de 2012, por una cantidad global de 7.000 euros.

En el juicio estaba previsto que se sentaran en el banquillo otros dos supuestos estafadores, la pareja formada por Santiago N. G. y Verónica A. L., pero no comparecieron. Están en busca y captura.

El fiscal pidió para Nuria cinco años de cárcel por las dos estafas y devolver el dinero, mientras que para el presunto falso abogado un año y diez meses de prisión y también devolver la cantidad estafada.

Florencio Quirós, letrado de la acusación particular, que representaba a la mujer estafada con los libros y DVDs, solicitó la misma pena para Nuria P. G..

Los dos abogados defensores soliciaron en cambio la libre absolución de los acusados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos