Un proyecto estudia convertir los lodos en áridos para la construcción

Participa el Ayuntamiento, y está financiado con 1,5 millones de euros

REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Cáceres participa en un proyecto nacional que estudia la transformación de los lodos de las aguas residuales en áridos ligeros para usarlos en el sector de la construcción y de la jardinería.

E l Consistorio cacereño informó ayer que se trata de una iniciativa enmarcada en la Línea Residuos y Recursos Naturales del Programa 'LIFE+', que tiene como fin demostrar la viabilidad del aprovechamiento de los lodos procedentes de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) y del proceso extractivo de áridos naturales.

Estos materiales granulados se aplicarían en los sectores de la construcción y el de los sustratos agrícolas.

Este proceso se llevará a cabo por la aplicación de una técnica innovadora para la valorización de los lodos y la fabricación de los áridos. El sistema se basa en el tratamiento de diferentes mezclas de esos residuos para obtener unos nuevos productos cerámicos inertes de baja densidad que tengan las propiedades tecnológicas y medioambientales adecuadas. «Esto permitirá prolongar el ciclo de vida de los materiales y disminuir el empleo de las materias primas tradicionales (arcillas) utilizadas para su fabricación», según explican fuentes municipales.

Además del Ayuntamiento cacereño participan en esta investigación otros socios como el Instituto de Rocas Ornamentales y Materiales de Construcción (Intromac), la empresa JAP Energéticas Medioambientales S.L., la Universidad de Castilla-La Mancha y la empresa Arciresa.

El proyecto cuenta con un presupuesto de un millón y medio de euros aportado por los diferentes socios, de los cuales la UE financia 766.170 euros a través del instrumento financiero LIFE.

Está previsto que finalice el próximo mes diciembre, y «aborda en este momento su etapa decisiva con la instalación de la planta piloto diseñada y la obtención de los permisos medioambientales para el acopio de los lodos de cantera y de la EDAR y posterior fabricación de los áridos ligeros».

A continuación se procederá a su utilización y validación a través de aplicaciones en infraestructuras municipales y jardinería, probablemente en el Centro del Conocimiento Aldealab, al lado del poblado minero de Aldea Moret.