Convenio con Iberdrola para no cortar ni luz ni gas a clientes sin recursos

La eléctrica cuenta con unos 50.000 abonados en la ciudad, que se verán beneficiados por el primer acuerdo firmado en Extremadura

M. M. N. CÁCERES.

El Ayuntamiento de Cáceres es el primero de Extremadura que firma un convenio de colaboración con Iberdrola para proteger de cortes de suministro a sus vecinos. Así lo reconocieron ayer en la compañía eléctrica, cuyo director comercial para Andalucía y Extremadura rubricó con la alcaldesa el documento en el que se plasma el acuerdo.

El convenio va dirigido a «clientes en situación de vulnerabilidad», destaca Iberdrola, que trabaja en acuerdos similares con otras instituciones como la Junta de Extremadura.

El objetivo es evitar la suspensión del servicio de luz o gas por impago de la factura en casos de vecinos «económicamente desfavorecidos». También se plantea el «inmediato restablecimiento» del mismo si ya se ha producido.

El acuerdo no tiene contenido económico y su vigencia será por un año, prorrogable por periodos anuales. Iberdrola ha ofrecido colaboración para informarles tanto a los posibles beneficiarios como al IMAS. Una comisión de seguimiento velará por el contenido y cumplimiento del convenio, firmado por el representante de la compañía en la zona, Alfonso Calderón, y la alcaldesa, Elena Nevado. El documento incluye el compromiso de «prestar atención a los clientes en situación de vulnerabilidad y colaborar (...) para facilitar el acceso continuado al suministro de energía eléctrica y gas». Iberdrola controla el 90 por ciento del mercado en la capital cacereña, donde cuenta con unos 50.000 abonados.

Doble vía

«Lo que queremos es que aquellas familias que no pueden pagar no se vean afectadas por un corte de suministro», destaca la alcaldesa. Nevado detalla que es la compañía eléctrica la que notifica al Consistorio que se va a producir una interrupción por impago. Asuntos Sociales contactará entonces con la familia para poner a su disposición los recursos públicos existentes. También puede ser el propio afectado, al recibir la comunicación de corte, el que avise al Consistorio.

La regidora animó a los ciudadanos a acudir a los Servicios Sociales: «Para eso están y es un derecho que se debe ejercer». Además, recuerda que hay medios a su disposición: 425.000 euros para necesidades básicas en el IMAS y otros 90.000 a través de la Junta.