La nueva línea 8 del bus empezará a funcionar el próximo 1 de abril

Actual parada de la línea 10 en Hernán Cortés, que desaparecerá el próximo día 1 de abril. :: jorge rey/
Actual parada de la línea 10 en Hernán Cortés, que desaparecerá el próximo día 1 de abril. :: jorge rey

La parada se ubica en la avenida Primo de Rivera, aunque dentro de unos meses haya que trasladarla durante las obras del aparcamiento

J. J. GONZÁLEZCáceres

Ya hay fecha concreta para la entrada en funcionamiento de la nueva línea del servicio de autobuses urbano. Se trata de la unión de dos líneas, la 8 y la 10, y permitirá hacer el trayecto completo desde Cáceres el Viejo hasta Río Tinto. La nueva línea se denomina 8 y tendrá su parada en la avenida Primo de Rivera, aunque dentro de unos meses habrá que trasladarla por las obras del aparcamiento subterráneo.

DATOS

Fusión de líneas. Las actuales líneas 8 y 10 se unifican y dan lugar a la nueva línea 8, que unirá Cáceres el Viejo con Río Tinto.

Ahora. Hasta el día 1 de abril la línea 10 une Cáceres el Viejo con la Plaza de Hernán Cortés. Por su parte, la línea 8 tiene su parada de inicio en la avenida Virgen de la Montaña para terminar en Río Tinto. Ambas paradas se suprimen a partir del día 1 de abril, miércoles.

uNueva parada, en Primo de Rivera. La parada de la nueva línea 8 irá ubicada en la avenida Primo de Rivera, aunque cuando empiecen las excavaciones del aparcamiento subterráneo se desplazará a la avenida Virgen de Guadalupe, a la altura de la tienda de Carrefour.

Los vecinos de Cáceres el Viejo podrán viajar en autobús desde su barrio hasta la zona del Hospital San Pedro de Alcántara o el Palacio de Justicia sin cambiar de vehículo, es decir sin hacer transbordo ni tener que pagar otro billete. Será a partir del miércoles, día 1, cuando entrará en funcionamiento la nueva línea 8, que fusiona los trayectos de las actuales 8 y 10.

En el mes de agosto del pasado año entraron en vigor los cambios de líneas con la nueva contrata del bus y ahora, menos de un año después, se producen las primeras modificaciones, como consecuencia de las reclamaciones de vecinos de la zona de Cáceres el Viejo, que perdieron la línea 9 al desdoblarse en dos: la 8 y la 10. Esta última va de Cáceres el Viejo hasta la Plaza de Hernán Cortés y los usuarios deben hacer transbordo si quieren continuar hacia otros destinos. Por ello, los vecinos de Cáceres el Viejo pedían ampliar el recorrido de la 10 para poder continuar hacia zonas de servicios, como el Hospital San Pedro de Alcántara o el Palacio de Justicia.

Por su parte, la 8 tiene su parada en Virgen de la Montaña y termina en Río Tinto. A partir del día 1 entra en funcionamiento la fusión de ambas, con la parada en Primo de Rivera. Así las paradas que se habilitaron para la 10, en Hernán Cortés, y para la 8, en la avenida Virgen de la Montaña, desaparecen.

El Ayuntamiento ha optado por ubicar la parada de la nueva 8 en Primo de Rivera, aunque dentro de dos o tres meses deberá desplazarse hacia la avenida Virgen de Guadalupe, a la altura de la tienda de Carrefour. No habrá otro remedio porque todas las líneas que paran en Primo de Rivera deberán hacerlo en Virgen de Guadalupe o en la avenida de Hernán Cortés, a las puertas del edificio de la Consejería de Sanidad.

Como ha informado este periódico, el comienzo de las obras del aparcamiento de Primo de Rivera es inminente, aunque durante los dos primeros meses no será necesario cortar la vía al tráfico porque en ese tiempo los trabajos se centrarán en la canalización y desvíos de servicios subterráneos, como la luz, telefonía, agua, saneamiento, etcétera. Será después cuando comienza la obra de excavación para hacer el hoyo del parking y a partir de ese momento sí estará cortada la avenida al tráfico, en principio durante un mínimo de cinco meses. Durante ese tiempo las dos paradas de bus que hay en Primo de Rivera se trasladarán. La de los taxista también se desplazará hasta Virgen de la Guadalupe, a continuación de los autobuses.

También durante esos meses de excavaciones, la mayor parte de las líneas se verán afectadas por el cierre de Primo de Rivera y tendrán que dar un rodeo por Virgen de Guadalupe y Gil Cordero. Si se cumplen las previsiones de la empresa adjudicataria del parking, en cinco meses podrá taparse el hoyo y recuperará la avenida la circulación, aunque continúen los trabajos del aparcamiento en el interior hasta completar un total de 11 meses que es el plazo de ejecución de terminación de la obra.

 

Fotos

Vídeos