El viento derriba una escultura del Parque del Príncipe y varios árboles

La escultura 'Árbol y cigüeñas', de Francisco Martínez y Juan Pacheco, se vino al suelo. :: armando/
La escultura 'Árbol y cigüeñas', de Francisco Martínez y Juan Pacheco, se vino al suelo. :: armando

Entre las 7.30 y las 9 de la mañana se registraron rachas de hasta 66 kilómetros a la hora

S. L.

Rachas de viento de hasta 66 kilómetros por hora causaron ayer algunos daños en la ciudad de Cáceres. Según datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la mayor fuerza de las rachas de viento se registró en la ciudad entre las siete y las once de la mañana.

Como consecuencia del fenómeno atmosférico, se sucedieron las llamadas a los bomberos y a la Policía Local por carteles con peligro de desprendimiento en distintos puntos de la ciudad y por la caída de ramas de árboles.

No obstante, la imagen más llamativa de la fuerza del viento es la que se pudo tomar en la entrada del Parque del Príncipe, a la altura de la piscina municipal, ya que se cayó una de las esculturas del museo al aire libre. Es la que lleva por título 'Árbol y cigüeñas', obra del artista cordobés Francisco Martínez Moreno y el herrero de Malpartida de Cáceres, Juan Pacheco Rebollo.

Con una altura de cinco metros, la estructura se vino al suelo al empujar el viento la plancha de metal. Al derribo también constribuyó que la fijación en el suelo de la escultura estaba más suelta por la lluvia, que había reblandecido el terreno. Operarios del Ayuntamiento acordonaron ayer la zona en la que había caído la escultura para evitar accidentes.

El autor de la escultura, Francisco Martínez Moreno era artista cordobés afincado en Cáceres, en donde murió en 2011, a punto de cumplir los 80 años. 'Árbol y cigüeñas' es una de las 27 esculturas de este museo al aire libre que se inauguró en 1997. Una iniciativa promovida por el escultor Pepe Noja. Pese a su derribo, no sufrió grandes daños y volverá a ser colocada en su posición habitual, aunque se necesitará una máquina.

Aparte de este incidente, a lo largo de la mañana de ayer operarios municipales de Parques y Jardines tuvieron que atender numerosos avisos, muchos de ellos por ramas que se habían desgajado.

Miguel Durán, jefe de Parques y Jardines, señalaba a este periódico que las dos intervenciones más importantes fueron en el Hospital San Pedro de Alcántara y en la calle Obispo Jesús Domínguez. En la zona de Urgencias del Hospital, el viento causó importantes daños en las ramas de un eucalipto que ocupaba parte de la Ronda de San Francisco. El árbol tuvo que ser cortado, quedando el tocón.

El viento también tiró una acacia ubicada en la calle Obispo Jesús Domínguez, que comunica la calle Gil Cordero con el colegio de las Carmelitas.

Los bomberos también tuvieron que realizar varias salidas a lo largo de la mañana, sobre todo entre las ocho y las nueve. Despejaron un camino de la zona de La Montaña, al impedir el paso una rama de cayó de un árbol. También cubrieron avisos de carteles que estaban a punto de caer, y de contenedores que se habían movido de sus ubicaciones, desplazándose a la calzada. Otro aviso fue por una marquesina de la zona de Casa Plata, ya que alguno de sus elementos se había desplazado con el viento.

No hubo que lamentar daños personales. Jardineros municipales señalaban que no hubo más árboles derribados gracias a que la gran mayoría ya hann perdido las hojas por el periodo en el que estamos y ofrecían menos resistencia al viento.